ep malaga- unicaja- mayores malaguenos podran disfrutarrutas culturalesla ciudadprincipiosmayo
EUROPA PRESS - Archivo

La vivienda en propiedad tiene en España un atractivo especial que supone para millones de personas una contribución a sus finanzas personales. Esto, unido a la creciente preocupación a la hora de abordar la jubilación con el cuestionamiento de la viabilidad de las pensiones públicas, hace que cada vez sea mayor la población interesada en ahorrar para esta etapa de la vida. Pese a estas dos variables, la hipoteca inversa es un producto que nunca ha llegado a consolidarse en nuestro país.

El año pasado, se contrataron en España apenas 50 hipotecas inversas, cuando se trata de un país en el que el ahorro está materializado en los inmuebles y donde hay más de 8 millones de jubilados con una vivienda en propiedad. Un dato escaso que puede entenderse debido a que desde hace cinco años ninguna entidad ha querido comercializarlas abiertamente y a que todavía existe mucho desconocimiento y confusión sobre este producto.

La hipoteca inversa se caracteriza por estar destinada especialmente a mayores de 65 años, aunque también contempla situaciones de gran dependencia, independientemente de la edad. Concede un capital que dependerá del valor de la vivienda y de la edad del cliente. La entidad financiera toma como garantía la vivienda, que deberá estar libre de cargas.

No tiene cuotas de amortización y la deuda no se devuelve hasta el fallecimiento del titular o hasta que lo cancele unilateralmente. Además, en ningún momento el cliente deja de ser el propietario del inmueble, con lo que puede seguir haciendo uso de la vivienda. Hay que aclarar, eso sí, que la hipoteca inversa no proporciona una renta o pensión, sino que es decisión del titular utilizar el importe concedido para contratar un producto financiero.

Tiene dos modalidades: la de importe único y la de mensualidades. Con esta última, se obtienen ingresos mensuales, mientras que en la primera, también denominada 'lump sum', el cliente puede solicitar una cuantía máxima no pudiendo disponer de más cantidades a lo largo de su vida. Precisamente, la opción de pago único representa un "eficaz instrumento de acceso al seguro de rentas vitalicias", explican desde Óptima Mayores, que añaden que no se debe confundir con las antiguas modalidades de hipotecas inversas. Ahora, con la nueva modalidad, el usuario no tiene la obligación de contratar este seguro, sino que es él quien voluntariamente decide contratarlo a vez formalizada la hipoteca inversa.

Por ello, esta nueva modalidad que se está comercializando en España desde finales del año pasado "está llamada a ser la llave" que permita a muchos mayores a poder contratar un seguro de rentas vitalicias, en sus diversas modalidades, que representa "la forma más segura de obtener la apreciada y buscada seguridad económica mensual deseada".

Noticias relacionadas