La ridícula rentabilidad de las cuentas de ahorro: el cliente gana de media un 0,04%

Incluso algunos bancos se plantean empezar a cobrar a sus clientes por los depósitos

Irene Hernández
Bolsamania | 08 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 09:59
cuentas-remuneradas 20171002114610

El mercado de las cuentas de ahorro no puede presumir de ser una opción entre los que quieren obtener algo a cambio de depositar su dinero. Actualmente, la rentabilidad media que ofrecen estos productos se sitúa en el 0,04%, según los últimos datos del Banco de España. Y la opción de los depósitos tampoco es mucho mejor. Incluso algunos bancos se plantean empezar a cobrar a sus clientes por ellos.

La ridícula rentabilidad de las cuentas corrientes, en línea con la zona euro, supone que, por cada 1.000 euros depositados en la cuenta, el usuario ganaría 40 céntimos brutos al cabo de un año, como explican desde el comparador HelpMyCash.com, que señala que la rentabilidad es "uno de los mejores ganchos" para captar clientes. Además, este bajo rendimiento coincide con el que ofrecen de media los depósitos a un año. A dos años, no llega a superar el 0,14%.

En medio de un escenario con los tipos en mínimos y sin vislumbrarse una subida en el futuro más cercano, los bancos están empezando a plantearse tomar medidas renunciando a premiar de alguna manera a los clientes por sus ingresos y llegando, incluso, a cobrarles por ello.

Aunque de momento la idea es difícil que le toque al cliente de a pie, sí que empieza a verse como una realidad en el entorno de las empresas y pymes. "A clientes minoristas no tenemos en absoluto previsto cobrar por los depósitos", afirmaban recientemente desde BBVA. "En el retail no estamos pensando en cobrar", decía Santander.

Otras entidades optan por cambiar las condiciones de sus cuentas y comenzar a cobrar comisiones a clientes que hasta ahora se habían librado de ellas o eliminar determinadas ventajas. Algo que el banco puede hacer siempre que haya avisado con al menos dos meses de antelación, el mismo tiempo que tiene el usuario para cambiar de cuenta si no se está de acuerdo con las nuevas condiciones. Hay que tener en cuenta que las cuentas corrientes y las de ahorro no son los únicos productos que el banco puede modificar. En el caso de los depósitos, su contrato no puede ser modificado de forma unilateral por el banco y las condiciones que se pactaron en el momento de la firma se tendrán que mantener hasta el vencimiento.

Con este panorama, las entidades ven en las cuentas nómina una oportunidad para captar clientes y retenerlos, al menos, durante un plazo mínimo de dos años. A diferencia de las cuentas de ahorro tradicionales, las cuentas remuneradas más atractivas del momento, tienen el saldo máximo limitado y exigen vincularse. Entre todo el mercado, hay cuentas cuya rentabilidad es cien veces superior a la media. Las de Bankinter, CaixaBank e Ibercaja dan alrededor de un 5%. Eso sí, con unos requisitos y condiciones que hay que cumplir.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión