Los millenials consumen menos y ahorran más, pero no lo destinan a la jubilación

Tres cuartas partes de esta generación, nacida entre los años 1981 y 1997, tiene trabajo

Irene Hernández
Bolsamania | 09 nov, 2019 06:00
ep los millenials ponenproblemaayudarsus familiares

Son cada vez más conscientes de la necesidad de ahorrar para la jubilación, pero solo lo hace uno de cada diez millenials con trabajo. Y eso que esta generación, la de los nacidos entre 1981 y 1997, se definen más como ahorradores que como consumidores. El principal motivo de los que no ahorran no tiene que ver con su situación económica, sino que se relaciona con sus actitudes personales.

Hace una década, el 80% de este segmento de la población pensaba que no era necesario ahorrar para el futuro o sabían que deberían ahorrar pero no podían hacerlo, explica un estudio elaborado por Esade y Fundación Edad&Vida bajo el impulso del Banco Sabadell. Ahora, esta opinión la tiene un 30% de los millenials trabajadores. De los que consideran que ahorrar no es un problema, el 55% cuenta con una buena situación económica, un porcentaje que crece hasta el 70% entre los que dicen que no ahorran porque no pueden.

En cuanto al ahorro para la jubilación, durante los últimos años ha tenido lugar una evolución positiva en los segmentos menos concienciados. Sin embargo, esto "no se ha trasladado a un aumento de los millenials que ahorran de forma sistemática para la jubilación, a causa probablemente de su desconfianza en las instituciones y el sector bancario", señalan los autores de este estudio, Ismael Vallès y Manuel Alfaro.

"Para convencer a los millenials de las bondades de ahorrar para la jubilación es necesario desarrollar e implementar estrategias específicas", con lo que hay que "pasar de una orientación centrada en el producto y las ventas a una orientación centrada en las necesidades de cada joven, poniendo el foco en el asesoramiento para el ahorro a lo largo de la vida", destaca, por su parte, el director de BanSabadell Vida, Seguros Generales y Pensiones, Claudio Chiesa.

"Prefieren no tener pérdidas a arriesgar, acostumbran a comprar el producto que la mayoría adquiere y se fijan más en el corto plazo"

A la hora de determinar un patrón de comportamiento de personalidad en el momento de hacer frente a temas financieros de los millenials que tienen un trabajo, el estudio recalca que son más ahorradores que consumidores. Frente al ahorro no son muy diferentes al resto de la población, puesto que "prefieren no tener pérdidas a arriesgar, acostumbran a comprar el producto que la mayoría de la gente adquiere y se fijan más en el corto plazo", afirma Alfaro. En lo que sí que se distinguen es en que, pese a ser una generación formada, en gestiones financieras "confían muy poco en ellos mismos, en los bancos y en las instituciones públicas, en el caso de las pensiones".

Y esta desconfianza en el sector bancario la justifican en la opinión de que "solo les quieren vender un producto". Algo que contrasta con el canal preferido para asesorarse en temas financieros. En contra de lo que puede creerse de esta generación, la tecnología no es un factor clave para tomar decisiones económicas y más del 60% valora que haya alguien que les "asesore y les muestre empatía" en la oficina bancaria al considerar el ahorro es una cuestión "compleja". Así, el factor tecnológico no es clave en este aspecto. Aunque hay matices. "El proceso de compra en productos bancarios que siguen los millenials es informarse mediante la tecnología, ir a la oficina bancaria para recibir asesoramiento, pero no para decidir allí, sino que quieren escoger sin ningún tipo de injerencia y, por último, quieren que la contratación sea fácil, simple y automática", dicen los autores.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión