ep sedes de bbva y banco sabadell
EUROPA PRESS - Archivo

Los clientes de BBVA y Sabadell esperan ver cómo resulta la fusión entre ambas entidades, si es que finalmente llega a materializarse, para comprobar en qué medida afecta a los productos que tienen contratados en ellas, de la misma manera en la que se encuentran los usuarios de Bankia y CaixaBank, cuya unión se encuentra en proceso. Cuentas, hipotecas, créditos o tarjetas son los productos en los que los clientes pueden notar el cambio.

  • 0,37€
  • 0,05%
  • 4,30€
  • 5,54%

Este lunes por la tarde, BBVA y Sabadell confirmaban a la CNMV que iniciaban sus conversaciones de cara a negociar su fusión. A la espera de conocer los detalles, "las modificaciones más habituales que suelen notar los clientes cuando se produce una fusión bancaria son el cambio de las condiciones y las comisiones, una nueva oferta de productos y servicios y la irrupción de una nueva filosofía de negocio", señalan desde el comparador financiero HelpMyCash.

Hay que recordar que las entidades pueden cambiar las condiciones y las comisiones de sus cuentas y tarjetas con total libertad, ya que el contrato de estos productos no tiene una duración concreta. Eso sí, cualquier modificación que se haga unilateralmente tendrá que ser avisado al cliente con dos meses de antelación para que pueda valorar si quiere o no aceptar los nuevos términos.

Al contrario ocurre con los contratos de préstamos o depósitos, que sí cuentan con una duración determinada. En el caso de los plazos fijos, el cliente no notará cambios, al menos en lo esencial, y su rentabilidad no variará. No obstante, si se quiere renovar un depósito al vencimiento, el cliente tendría que asumir las condiciones del nuevo banco.

PRÉSTAMOS, HIPOTECAS Y PRODUCTOS COMBINADOS

Para quienes tengan contratada una hipoteca o un préstamo personal, hay que tener claro que las condiciones que aparezcan en la escritura no pueden cambiar. Así, en ningún caso la nueva entidad resultante puede cambiar aspectos como el interés, los requisitos de bonificación o el plazo. No ocurre lo mismo con los productos combinados, es decir, aquellos que se contratan para rebajar el interés.

Sí que podrán encarecerse siempre que las condiciones de la vinculación no se especifican en el contrato. Si, por el contrario, sí están incluidas, los requisitos seguirán intocables. De igual manera, el banco tiene que avisar al cliente por adelantado.

CAJEROS, OFICINAS Y BANCA ONLINE

Una de las consecuencias claras de las fusiones bancarias es la reducción de oficinas y de plantilla. "Uno de los principales objetivos que tienen estas operaciones corporativas es reducir costes y aumentar la rentabilidad del banco resultante y una forma de conseguirlo es cerrando locales y prescindiendo de una parte de los empleados, especialmente en aquellos lugares en los que hay duplicidades", afirma el comparador. De hecho, los analistas de Barclays calculan que se podrían cerrar hasta 1.232 sucursales. La entidad resultante de la eventual operación contaría con 4.225 oficinas en España, 2.521 de BBVA y 1.704 de Sabadell.

"Quedarnos sin el establecimiento de proximidad de nuestro banco y no poder elegir una alternativa adecuada es una de las muchas consecuencias que trae consigo la concentración bancaria. Y el Banco de España no puede hacer nada al respecto", lamenta Asufin. Su presidenta, Patricia Suárez, cree que la progresiva desaparición de oficinas supone "un paso más para crear una brecha digital y financiera entre los clientes menos acostumbrados al uso de las nuevas tecnologías o los más necesitados de asesoramiento financiero, es decir, tanto el segmento mayor como el más joven de la población". "La situación de emergencia creada por el Covid-19 ha acelerado los procesos de digitalización de la banca que, aun siendo una tendencia necesaria y que valoramos positivamente, están dejando atrás a toda una generación", añade.

Por otro lado, se calcula que la fusión aportaría casi 3.000 cajeros nuevos. Los grandes beneficiados serían los clientes de BBVA, que hasta ahora solo pueden sacar dinero gratis de los terminales del propio banco, mientras que los clientes del Sabadell serían los perjudicados. Actualmente, pueden retirar dinero sin coste en los cajeros que tiene el propio banco y en los cajeros de Bankia y de las entidades de la red Euro 6000 si sacan al menos 60 euros. Si finalmente el Sabadell es absorbido por BBVA y se impone la política de cajeros de este último, los clientes del Sabadell tendrán menos cajeros a los que acudir.

Por ello, cada vez cobra más importancia la banca online. En este caso, lo probable es que, tras una fusión, se integren los servicios informáticos de ambas entidades y se unifiquen los servicios.

Noticias relacionadas

contador