Los españoles piden más créditos y de mayor importe los primeros días del año

En enero, se solicitan un 32% más de préstamos cuya cantidad es un 3% superior

Irene Hernández
Bolsamania | 17 ene, 2019 06:00 - Actualizado: 10:31
dinerodedos portada

Hay dos épocas en las que las familias tienen que rascarse más el bolsillo. Septiembre, con 'la vuelta al cole', y el principio de año, con 'la cuesta de enero', suponen dos meses en los que los hogares se ven forzados a recortar sus gastos para hacer frente a las dificultades económicas después grandes desembolsos. Sin embargo, enero gana con diferencia, ya que en este mes aumentan tanto los créditos que se piden como las cantidades que se conceden.

Este año, además, la cosa no pinta mejor. Más del 79% de los españoles piensa que esta 'pendiente' de enero será igual o algo más elevada que la de otros años, frente al 21% que cree que será menos dura. Así lo muestran los datos de la última encuesta elaborada por el comparador bancario iAhorro.com.

Por ello, en estos primeros días del año es cuando aumentan hasta un 32% los préstamos que se piden, en comparación con otro de los meses más duros, septiembre. Pero no solo eso, también es mayor la cantidad que se concede en ellos, un 3% superior.

"Si comparamos los datos de enero con septiembre, hemos notado que los ciudadanos están mostrando más interés en financiación ahora que para la 'vuelta al cole'. De la misma manera, las entidades financieras, están más abiertas a conceder financiación en septiembre que en enero", afirma el director de Préstamos y Tarjetas de iAhorro, Eduardo Zafra.

No obstante, matiza que "los usuarios están más dispuestos a endeudarse en septiembre que en enero" y que "las necesidades de financiación son mayores en septiembre". Por su parte, en el noveno mes del año los motivos a la hora de pedir financiación están más relacionados con la compra de vehículos y vacaciones, en enero, los motivos no son específicos para un tema, sino más bien para hacer frente a gastos generales.

En cuanto al perfil de los solicitantes de financiación, destaca que en enero aumentan los que no tiene deudas o las que sí que las tienen pero suponen más de un 40%. También aumentan los solicitantes con rentas superiores a 2.000 euros mensuales, a la vez que desciende las solicitudes de rentas inferiores a 1.000 euros al mes.

EL ENDEUDAMIENTO SE DISPARA

Para cerca del 81% de los encuestados, enero representa un mes de mayor esfuerzo económico en comparación con otros momentos del año. Y esto se debe, principalmente, a dos aspectos: la falta de planificación y el dejar todo para última hora.

"Por un lado, no planificamos mucho los gastos de las fechas de Navidad, ahorrando a lo largo del año para poder pagarlos sin recurrir a esfuerzos extraordinarios o nos excedemos de ese presupuesto y tenemos que realizar estos pagos extras en los siguientes meses. Por otro lado, dejar todo para última hora hace que muchos españoles recurran a las tarjetas de crédito, que nos permiten dilatar el pago a meses posteriores", señala el experto financiero de iAhorro.com, Antonio Gallardo.

En enero, los motivos para solicitar financiación no son específicos, sino más bien para hacer frente a gastos generales

De hecho, el aplazamiento de pagos con tarjetas de créditos explica que para muchos el problema de pagar las compras de diciembre se extienda a enero y cada vez a más meses. "Aplazar el pago no es negativo, pero siempre que haya fondos para ello", puntualiza.

Los datos del estudios recogen que más del 58% pagará los gastos de enero con su tarjeta y sin hacer ninguna modificación en su forma de pago, frente al 27% que sí fraccionará los gastos y el 8% que usará formas de pago especiales como las que ofrecen las tiendas. A esto se le añade cerca de un 6% que admite que pedirá un préstamo para enfrentarse a la cuesta de enero.

El experto financiero del comparador destaca que el pago con tarjeta es el más cómodo, pero "si tenemos como forma de pago fraccionar o pagar un porcentaje bajo sobre la deuda es más peligroso si no controlamos lo que pagamos y el ritmo de pago de la deuda. Y si a su vez vamos añadiendo más deuda podemos ir agravando la situación. Cuanto más bajo sea el pago de la deuda, peor, por lo que debemos tener un control de esta deuda y adecuar nuestra forma de pago a esta cantidad. Frente a esto, fraccionar los pagos o tratar la deuda de forma individual sí nos permite tener un control más claro del endeudamiento, la forma de pago y cuando se termina de amortizar la misma".

Las tarjetas ya sobrepasan los 52 millones de unidades, no obstante, hay que utilizarlas con mucho cuidado, según señala el asesor financiero Pablo Souto a iAhorro.com. "Es mejor usar las tarjetas de crédito para financiar el mes de enero y pagar los gastos de este mes en febrero. Son productos que tienen unos elevados costes, hasta el 25% de interés, que pueden hacer que nuestro nivel de gasto se dispare por tener que devolver elevadas cantidades de dinero. Deben ser un producto de uso de último recurso", insiste.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión