ep economia- aemec recurrira la sentencia de bankia y ve fundamental que el supremo se pronuncie
Rober Solsona - Europa Press - Archivo
1,74€
  • 0,05€
  • 2,66%

Estos días, los clientes de Bankia están recibiendo un aviso: o cumplen con las condiciones o tendrán que hacer frente a unas comisiones a cambio de ciertos servicios que pueden alcanzar los 86 euros al año, siempre que se tengan los ingresos domiciliados, eso sí. La entidad se suma así al club de los bancos que cobran una determinada cantidad a sus usuarios.

De esta manera, para que el cliente no tenga que pagar nada por el mantenimiento y administración de la cuenta, ni por las tarjetas o las transferencias tendrá que domiciliar unos ingresos mínimos mensuales de 700 euros, en el caso de ser la nómina, de 250 euros si es una pensión, o de 400 euros si es una prestación por desempleo.

Además de ello, habrá que cumplir al menos una de estas tres condiciones: pagar dos compras al mes con la tarjeta de crédito, 135 euros anuales de primas de seguros de riesgo o tener 30.000 euros en fondos de inversión, planes de pensiones o seguros de ahorro.

La otra alternativa es tener un saldo a final de mes en un fondo de inversión, plan de pensiones o seguro de ahorro de más de 40.000 euros. También, para los menores de 26 años, tendrán que tener activada la correspondencia digital en exclusiva, es decir, sin envío físico en papel.

A aquellos clientes que únicamente cumplan con el requisito de los ingresos Bankia les hace una "rebaja" en sus comisiones, de tal manera que pagarán 6 euros al mes por la cuenta y 14 euros al año por la tarjeta de débito, en el caso de que necesiten una.

La tarjeta de crédito continuará siendo gratuita. Por su parte, el servicio de alertas a móviles incluye los 50 primeros mensajes en el semestre, teniendo un coste de 0,15 euros cada mensaje adicional.

Hay que recordar que las entidades financieras están obligadas a informar a sus clientes cada año de los importes de los intereses aplicados, las comisiones y los gastos que se hayan cargado en el ejercicio anterior. Habitualmente llega por correo ordinario, salvo que el cliente haya renunciado expresamente a esta posibilidad y haya decidido comunicarse con su entidad a través de medios telemáticos. Bankia ya comunicó a sus clientes esta actualización en su programa de comisiones a finales de 2019, entrando en vigor en febrero de 2020, aunque estuvo unos meses congelado cuando comenzó la pandemia.

Esta es una imagen de la comunicación que están recibiendo los clientes de Bankia estos días:

Noticias relacionadas

contador