nvidia 20230824072014
762,000$
  • -84,710$
  • -10,00%

Había miedo por lo que pudiera pasar con los resultados de Nvidia del cuarto trimestre de 2023 porque, inevitablemente, lo que sube con tanta fuerza, en algún momento tiene que decepcionar y caer, y el mercado temía que esta fuera la ocasión. Sin embargo, nada más lejos de lo que hemos visto. El gigante tecnológico sigue imparable gracias al boom de la inteligencia artificial (IA). Ha vuelto a superar previsiones y el mercado cree que le queda recorrido para rato. La firma ha vuelto a subir un 0,36% este viernes, aunque ha llegado a revalorizarse por encima del 4,5%.

"Nvidia reafirmó su lugar entre 'Los 7 Magníficos' con otro trimestre arrollador que demuestra que el auge de la IA no muestra signos de desaceleración", destaca Josh Gilbert, analista de mercado de eToro. "La gran pregunta para los inversores es: ¿puede continuar esto? En pocas palabras, sí", añade.

Gilberg subraya que Nvidia sigue cumpliendo en todos los sentidos y que sus resultados demuestran que aún tiene mucho crecimiento por delante. Los beneficios superaron con creces las estimaciones, con unas ganancias por acción de 4,93 dólares, por encima de los 0,57 dólares por título cosechados un año atrás y también de las previsiones del consenso, que anticipaban beneficios de 4,64 dólares por acción. Los ingresos alcanzaron los 22.103 millones de dólares. La compañía también ha mejorado las previsiones en esta partida, para la que los analistas esperaban un monto de 20.600 millones.

Lo que se está viendo en Nvidia "no es un fogonazo, ni una burbuja, sino un negocio que sigue haciendo mucho dinero", comenta el experto de eToro.

A pesar de los riesgos derivados de los problemas en China y la competencia actual, que pueden suponer vientos en contra de cara al futuro, Nvidia elevó sus previsiones para el próximo trimestre hasta los 24.000 millones de dólares en ingresos.

LA DECEPCIÓN QUE NO HA SIDO

Se ha evitado la crisis después de que Nvidia superara las expectativas con sus últimos resultados y todo parece preparado para que las grandes tecnológicas se conviertan en 2024 en el gran revulsivo para los mercados que fueron el año pasado.

En la presentación de perspectivas de Julius Baer de esta semana, su responsable de carteras en España, Almudena Benedit, contó que el banco sigue apostando este año por 'Los 7 magníficos'. "Vemos una mejora de beneficios bastante importante en estas compañías en los próximos meses".

El año pasado, Nvidia insinuó que el auge de la inteligencia artificial marcaba un momento significativo en la historia de la tecnología y el consejero delegado, Jensen Huang, ahora dice que estamos en un punto de inflexión para la informática acelerada y la IA generativa.

Todo parece preparado para que las grandes tecnológicas se conviertan en 2024 en el gran revulsivo para los mercados que fueron en 2023

"Las personas que más dinero ganaron en la fiebre del oro de mediados del siglo XIX fueron aquellos que proporcionaban las herramientas para hacer el trabajo, no los que buscaban el metal precioso. Nvidia está desempeñando efectivamente el mismo papel hoy en esta revolución tecnológica. Está en el corazón de un importante cambio estructural en cómo usamos los ordenadores, así que no es de extrañar que los inversores quieran un pedazo del pastel", afirma Russ Mould, director de inversiones de AJ Bell.

"Empresas de todo el mundo están explorando formas de utilizar la IA para automatizar tareas simples o facilitar su realización. Estos pequeños aumentos de eficiencia pueden marcar una gran diferencia en un gran negocio, por lo que es una decisión de inversión fácil de tomar".

Explica Mould que, con tantas empresas deseando la capacidad y la potencia de procesamiento para llevar a cabo tareas relacionadas con la IA, la demanda de chips informáticos especializados ha estado en auge y "Nvidia se está frotando las manos camino al banco".

"Nvidia tiene la delantera en la competencia y sus chips se han convertido en el estándar de la industria para los desarrolladores de IA. Las preocupaciones sobre los largos plazos de entrega se han abordado en la presentación de resultados. Aunque espera que la demanda supere la oferta en los productos de próxima generación, Nvidia enfatizó que la oferta general está mejorando para sus chips".

Hay dos aspectos positivos clave en los resultados: el negocio sigue funcionando bien y el interés de los inversores por la acción continúa siendo fuerte, lo que tiene un impacto positivo tanto para la compañía como para el mercado de renta variable a nivel global.

"El hecho de que la demanda provenga de todo el espectro de industrias significa que Nvidia tiene una diversificación incorporada. No depende de un solo sector para impulsar las ganancias. El hecho de que el precio de las acciones haya subido después de los resultados implica que los inversores aún querrán mantener su exposición al espacio tecnológico de mega capitalización".

El gran temor en los últimos días era que un trimestre decepcionante de Nvidia llevara a una pérdida de confianza de los inversores en el espacio tecnológico, y que eso pudiera causar contagio en los mercados. Como les decimos, esto no ha sucedido. Sin embargo, Russ Mould avisa: "Todavía existe el riesgo de que volvamos a tener los mismos temores en los días previos a los próximos resultados trimestrales, lo que podría causar volatilidad en las acciones".

Noticias relacionadas

contador