O2 Telefonica mobile Three telco
3,866€
  • 0,083€
  • 2,19%

Buena noticia para Telefónica. El regulador británico ha acelerado la revisión del proceso de fusión entre Virgin Media y O2 en Reino Unido, marcas de Liberty Global y Telefónica en este mercado. Aún así, los títulos de la operadora ceden un 3%, tras concluir este jueves el periodo que daba derecho a recibir el próximo dividendo de 0,194 euros brutos por acción.

La autoridad de competencia - Competition and Markets Authority (CMA) - ha aceptado la petición de ambas empresas para acelerar la Fase 2 de su revisión "a través de un proceso de 'vía rápida'".

"La opción de vía rápida proporciona flexibilidad en el proceso de la CMA y permite que estos casos progresen de manera eficiente y rápida", ha explicado el regulador, por lo que se trata de una noticia positiva para la operadora.

Telefónica llegó en mayo a un acuerdo con Liberty Global para unir sus negocios en Reino Unido y formar una 'joint venture' participada al 50% por ambas compañías (O2 Holdings y Virgin Media, respectivamente) que dará lugar a un proveedor integrado de telecomunicaciones en Reino Unido con más de 46 millones de suscriptores de vídeo, banda ancha y conectividad móvil y unos ingresos de aproximadamente 11.000 millones de libras.

REBAJA DE DEUDA

La transacción aportará un valor significativo, según Telefónica, con sinergias considerables y altamente apreciables valoradas en 6.200 millones de libras, en términos de valor actual neto excluyendo los costes de integración, capex e ingresos de 540 millones de libras al año, a partir del quinto año tras el cierre de la operación, y un flujo de caja libre positivo desde el primer año para Telefónica, que espera recibir 5.700 millones de libras de fondos totales tras el pago compensatorio que recibirá por valor de 2,5 millones de libras.

De esta forma, Telefónica rebajará su pasivo en entre 5.500 y 5.800 millones de libras (alrededor de 6.300 y 6.650 millones de euros al cambio actual). Al cierre de marzo, su deuda superaba los 38.200 millones de euros.

La 'joint venture' se fija un objetivo de deuda neta de entre 4 – 5 veces el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA). Esta transacción está totalmente alineada con la estrategia de la 'Nueva Telefónica' enfocada en mejorar el posicionamiento en sus mercados principales, ha dicho la operadora.

Las partes han acordado mecanismos de restricción a la transmisión de las acciones de la 'joint venture' a terceros, que tendrá una duración de hasta cinco años tras el cierre de la operación. A partir de ese momento, los socios podrán transmitir su participación a un tercero, sujeto a un derecho de adquisición preferente otorgado a favor del otro socio.

Noticias relacionadas

contador