S&P y Moody's califican la emisión de El Corte Inglés de 'bono basura'

S&P le otorga un 'BB+' a la emisión y de 'BB' a la compañía, y Moody's, un 'Ba1'

Marta Gracia
Bolsamania | 21 sep, 2018 11:55 - Actualizado: 17:52
jesus nuno rosa corte ingles portada
Jesús Nuño de la Rosa, presidente de El Corte InglésEl Corte Inglés

El Corte Inglés emitirá bonos por valor de 600 millones de euros en las próximas horas, según han confirmado fuentes cercanas a la compañía. Ante ello, la agencia S&P y Moody's han calificado esta emisión por debajo de grado de inversión, lo que se conoce como 'bono basura' o 'high yield' (alta rentabilidad). La primera le otorga una nota de 'BB+9, por encima de la otorgada a la propia compañía, que es de 'BB'. Y Moody's califica estos bonos de de 'Ba1'. En ambos casos, es el escalón más cercano al grado de inversión, lo que se denomina técnicamente 'crossover'.

De acuerdo con la nomenclatura de la agencia de calificación americana, grado BB se aplica a títulos de deuda “especulativos” con capacidad de pago limitada. Los emisores con esta nota “afrontan constantes incertidumbres y exposición a situaciones financieras, económicas o de negocio adversas, lo que puede llevar a que el emisor tenga una capacidad inadecuada para cumplir con sus compromisos financieros. Por lo que respecta a la perspectiva, según S&P es estable. Algunas fuentes de mercado señalan que, con esta calificación los grandes almacenes pueden verse obligados a pagar incluso un 5% de interés si su plazo alcanza los cinco años.

En un informe, la agencia S&P señala que la calificación refleja las operaciones grandes y diversas de El Corte Inglés, complementarias negocios, conocimiento de marca superior a nivel nacional e internacional, y una red sin paralelo de grandes tiendas en partes acomodadas de los principales españoles ciudades y destinos turísticos, subrayados por fuertes servicios postventa y financiamiento a clientes.

Además, apuntan que El Corte Inglés se beneficia de un funcionamiento sustancial y flexibilidad financiera, gracias a su propiedad de una gran propiedad inmobiliaria. Sin embargo, el segmento minorista de la compañía es sensible a los cambios de preferencia de los consumidores, de la competencia online y de los grandes comercios especializados de alimentos y no alimentarios. consumidores cambiantes preferencias, competencia creciente de jugadores puros en línea, y grandes comercios especializados de alimentos y no alimentarios.

Según la agencia, El Corte Inglés muestra menor rentabilidad que los pares, aunque está mejorando; alta estacionalidad de ganancias; concentración geográfica y de tiendas en España; y moderadamente estructura de capital agresiva. "Creemos que ECI se beneficia de posiciones de mercado sólidas en la comida española y en las industrias minoristas de viajes, de TI y de servicios financieros no alimentarias y de reconocimiento de marca superior en España y en el extranjero, con más de 700 millones de visitas por año", apunta.

Así, consideran que su diversificación en cinco negocios distintos le permite aprovechar las sinergias operativas, de clientes y de know-how mientras se reduce la sensibilidad del rendimiento del grupo a contratiempos temporales en cualquiera segmento. Sin embargo, la limitada diversidad geográfica de los grandes almacenes fuera de España limita su alcance internacional y resiliencia a los ciclos económicos. Como la mayoría de los minoristas, El Corte Inglés está expuesto a la volatilidad derivada de la estacionalidad.

Los principales competidores de ECI incluyen jugadores puros en línea, como Amazon y Zalando, y grandes minoristas especializados, como Inditex y Decathlon en prendas de vestir, Mercadona en alimentos, IKEA en muebles para el hogar y Media Markt en bienes electrónicos de consumo.

"Podríamos considerar una acción de calificación positiva en los próximos 12-24 meses si El Corte Inglés continúa demostrando tendencias positivas en ventas similares, avance en las capacidades de comercio electrónico, y la mejora sostenida en la rentabilidad y generación de efectivo", comentan. Además, consideran fuerte su compromiso con la reducción de la deuda, respaldado por política financiera coherente con un objetivo de reducción de apalancamiento.

Moody's explica que la perspectiva de las calificaciones es estable. "La calificación Ba1 refleja la posición de mercado bien establecida de ECI y fuerte conciencia de marca en España como lo demuestra la compañía que cuenta con un liderazgo en la mayoría de los segmentos comerciales en los que opera. La la calificación también refleja el compromiso del nuevo equipo directivo hacia una política financiera más conservadora que en el pasado ", dice Víctor García Capdevila, analista principal de Moody's.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión