ep tiendaservice point noruega
Tienda de Service Point NoruegaEUROPA PRESS
1,16€
  • -0,03€
  • -2,11%

Service Point ha subido un 34,15% en bolsa este viernes, aunque ha llegado a avanzar más de un 50%, tras dispararse en la pasada jornada un 80%. La excusa para justificar este subidón es el anuncio de la compra de la empresa Scytl, pero lo cierto es que esta operación no explica semejante reacción que realmente es propia de un valor tremendamente volátil e imprevisible.

Service Point, perteneciente al grupo irlandés Paragon, comunicó este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la adquisición de Scytl Secure Electronic Voting, en proceso de subasta después de que en mayo pasado presentara concurso de acreedores en los juzgados de Barcelona, al no lograr un acuerdo con la banca, las instituciones y sus proveedores para pagar deudas de al menos 75 millones.

La operación de compra incluye Civiciti, la plataforma de participación ciudadana lanzada en 2016, así como las filiales de Scytl en EEUU, Canadá, Australia, Francia y Grecia.

Como parte de su integración en el grupo Paragon, Stytl pasará a llamarse Scytl Election Technologies. La firma, fundada en Barcelona en 2001, ha sido utilizada por más de 30 países -entre ellos España en las municipales y generales de 2019- para gestionar sus procesos electorales y está entrando con fuerza en el mercado de las elecciones privadas. En la actualidad, cuenta con una plantilla de unos 150 trabajadores y su facturación se sitúa entorno a los 15 millones de euros.

Según Service Point, esta compra constituye el primer paso en la estrategia del grupo Paragon para posicionarla como una plataforma paneuropea para negocios digitales de alto crecimiento.

En un comunicado, el presidente de Service Point Solutions, Laurent Salmon, ha asegurado que Scytl "ampliará el portafolio de soluciones que ambas compañías proveen a sus clientes".

Noticias relacionadas

contador