El mercado ha reaccionado a los resultados de Telefónica penalizando su acción y su presidente, José María Álvarez-Pallete, asume que la compañía podría lanzar medidas para impulsar la cotización pero, de momento, no va a ser así. "Podíamos tomar acciones de corto plazo para mejorar el precio de la acción pero debilitaría la compañía", ha resumido en la rueda de prensa de resultados anuales.

  • 4,24€
  • -2,24%

Álvarez-Pallete asume que la evolución en el parqué de la operadora no va a cambiar de un día para otro y que está directamente vinculado con que los planes de negocio son a largo plazo. "El plan que anunciamos en noviembre es la aceleración del que anunciamos hace cinco años: ser una operadora mucho más relevante. Nos tenemos que convertir en una fábrica de producir datos. Si queremos ser relevantes para nuestros clientes podíamos seguir al 'tran tran' o desplegar las redes... y elegimos esto último. Y éramos conscientes de que es algo que el mercado no mira a corto plazo. “No podemos estar mirando la cotización al corto plazo”.

"Miramos a una compañía a tres, cinco, diez años vista. Ser una compañía mejor. También en adaptar la plantilla, de forma estable y de acuerdo con los sindicatos. Cualquier empresa con la que nos comparen tiene que hacer un ajuste masivo de plantilla y nosotros lo llevamos haciendo desde hace 20 años", ha justificado sobre el impacto en resultados anuales del último ajuste de empleo. "No pensamos en el trimestre, sabemos que el ajuste es intrínsecamente bueno para la compañía y responsable para la gente".

De esta forma, Telefónica confirma que no va a haber cambios en su política de dividendos. Tampoco tiene en mente realizar alguna compra de acciones en el parqué que dé aire a su acción. Así, su objetivo de dividendo por acción queda fijado este año en los 0,40 euros por acción.

Y de momento no hay cambios porque tampoco hay crecimiento previsto en ingresos y resultado de explotación (Oibda), que se prevén estables para el próximo año. De hecho, el crecimiento de ingresos y de la margen Oibda/inversión está previsto para 2022.

HABRÁ UNA OLEADA DE INVERSIÓN

En cuanto a la desinverión de los negocios de América Latina (salvo Brasil), habrá que esperar unos meses. "Estamos negociando, se nos ha acercado mucha gente", ha asumido Álvarez-Pallete. "Tenemos un equipo ejecutando desde diciembre, para que sea una compañía autónoma de forma operativa; y nos estamos preparando para que sea autónoma de forma financiera. Hemos recibido muestras de interés y llevaremos al consejo la propuesta que genere más valor y tenga más certeza de ejecución", ha resumido la responsable financiera de Telefónica, Laura Abasolo. En cuanto al plazo, "será en los próximos meses", ha indicado Abasolo.

"Nosotros hablamos con muchos inversores, muchísimos, de todo tipo, de horizonte corto, largo, fondos soberanos y hay muchos rumores. No puedo concretar, pero estamos intentando explica el valor contra viento y marea. Esta compañía es mucho más fuerte que hace cinco años. Estoy tan convencido de lo que estamos haciendo. Podríamos vender la red de fibra en España, pero es un activo único. Más pronto que tarde va a haber una oleada de inversión", ha concluido el presidente de la 'teleco'.

NO RECLAMARÁ A LA GSMA POR EL MWC

El primer espada de Telefónica también ha entrado a valorar la suspensión del Mobile World Congress en Barcelona, a causa del coronavirus. Y ha sido claro, no va a reclamar a su organización (la GSMA) e insta al resto de operadoras a hacer lo mismo.

"Entendemos las razones que han llevado a la GSMA a la cancelación, por la oleada de cancelaciones, valoramos el esfuerzo que hicieron las Administraciones para que se garantizara que el sistema. Sentimos que no se celebre, no hay mejor ciudad que Barcelona, ni país", ha recalcado. "Estamos analizando no ejercitar ninguna acción contra la GSMA, porque es la forma de garantizar su sostenibilidad", de cara a la próxima edición de 2021.

Noticias relacionadas

contador