Iberdrola ultima la salida a bolsa de Neoenergia en Brasil con un valor de 7.000 millones

La salida en bolsa de esta importante filial está prevista para los próximos meses

  • Ignacio Sánchez Galán quiere replicar el éxito obtenido con Avangrid en Estados Unidos
  • La operación permitirá a la eléctrica cristalizar el valor de sus inversiones en el país carioca
César Vidal
Bolsamania | 11 sep, 2017 06:00
ep presidenteiberdrola ignacio sanchez galan
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez GalánIBERDROLA

Iberdrola

9,122

17:38 18/10/19
0,31%
0,03

7.000 millones de euros. Esa es la valoración inicial que maneja el mercado para Neoenergia, la filial brasileña de Iberdrola, cuya salida a bolsa se producirá en los próximos meses, previsiblemente a finales de octubre o principios de noviembre si se cumplen los plazos previstos.

Tras fusionar su filial Elektro con Neoenergía, Iberdrola ha convertido a esta compañía en el mayor operador eléctrico de Brasil. Con datos agregados de 2016, la empresa registró unos ingresos de casi 8.000 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (EBITDA) de 934 millones de euros. Como referencia, en 2016, Iberdrola consiguió un EBITDA de 7.305 millones de euros.

El presidente ejecutivo, Ignacio Sánchez Galán, ha decidido pisar el acelerador y sacar a bolsa Neoenergia para intentar replicar el éxito obtenido con Avangrid en Estados Unidos. Las acciones del grupo en España suben un 14% en 2017 y han marcado máximos históricos este año por encima de 7 euros por acción, concretamente el 7 de junio en los 7,111 euros.

Mientras, la revalorización de Avangrid en Wall Street es del 26% en lo que va de año, lo que otorga a esta filial un valor de mercado de 14.700 millones de dólares, unos 12.300 millones de euros al cambio actual. El grupo español controla el 81% del capital en esta filial.

Por el momento, los planes de Iberdrola pasan por mantener su actual participación en el capital del 52,45% (tiene derecho a nombrar a la mayoría del Consejo de Administración) y dar salida al resto de accionistas: el Banco de Brasil, que controla el 9,35% del capital, y su fondo de pensiones, denominado Previ (Caixa de Previdência dos Funcionários del Banco de Brasil), que controla el 38,21% del capital.

VALORACIÓN Y PREVISIONES

La empresa resultante se centrará en actividades fundamentalmente reguladas, muy apreciadas por el mercado porque garantizan ingresos recurrentes

Los analistas de Bankinter, que manejan la valoración de 7.000 millones de euros, consideran esta operación una “buena noticia”, porque permitirá a Iberdrola “cristalizar el valor de sus inversiones en Brasil y acelerar el crecimiento del grupo en este país”.

Estos expertos añaden que en “el mercado se baraja que al menos colocará un 15% del capital social a través de una operación dual que combine venta de acciones y ampliación de capital”. La ampliación de capital podría ascender a unos 1.000 millones de euros.

Para Bankinter, tanto Previ como Banco de Brasil podrán “monetizar sus posiciones”, mientras “la ampliación de capital reforzará el músculo financiero de Neoenergía para acometer nuevas inversiones y compras”.

Neoenergia es la mayor compañía eléctrica de Brasil por número de clientes, con 13,4 millones. Presta servicio en un territorio con una población superior a los 34 millones de personas y su área de concesión engloba 13 estados, que comprenden 836.000 kilómetros cuadrados. Su red de distribución se extiende a lo largo de 585.000 kilómetros.

Morgan Stanley señala que, en un escenario ideal, las acciones de Iberdrola podrían subir hasta 10 euros por título (lo que implicaría una capitalización bursátil de 63.000 millones de euros)

La empresa resultante se centrará en actividades fundamentalmente reguladas, muy apreciadas por el mercado porque garantizan ingresos recurrentes. También está presente en el negocio de generación eólica a través de Força Eólica do Brasil, y en la generación hidráulica, con una capacidad atribuible de 2.080 megavatios (MW) operativos y 1.460 MW en desarrollo. También cuenta con 530 MW operativos en el segmento de generación termoeléctrica.

Respecto a la posibilidad de que Iberdrola apueste en estos momentos por realizar una adquisición en Europa, los analistas de Banco Sabadell, que recomiendan 'comprar' sus acciones, con una valoración de 7,80 euros, comentan que “Iberdrola parece más centrada en crecer en sus activos en Latinoamérica y Estaos Unidos y una compra en Europa tendría mucha más competencia y las sinergias no serían evidentes”.

En este escenario, el objetivo prioritario de Sánchez Galán pasa por sacar a bolsa Neoenergia y que Brasil se convierta en una de las palancas de crecimiento en el futuro. Recientemente, los analistas de Morgan Stanley comentaban en un informe que, en un escenario de mercado ideal, las acciones de Iberdrola podrían subir hasta 10 euros por título (lo que implicaría una capitalización bursátil de 63.000 millones de euros).

En su opinión, el mercado "infravalora la habilidad de Iberdrola para superar sus objetivos de crecimiento". Su previsión es que el crecimiento en Estados Unidos y Latinoamérica, junto al recorte de costes, impulse de manera extra el beneficio por acción (BPA) un 17% hasta 2020. "Esto implica que las acciones puedan dirigirse hacia los 10 euros en el escenario más positivo", afirmaron. Y la salida a bolsa de Neoenergia puede ser otro catalizador importante para el grupo liderado por Ignacio Sánchez Galán.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión