ep peppa pig 20190603130202
FIVE UK - Archivo

La compañía de juguetes Hasbro ha anunciado la compra de la productora y distribuidora Entertainment One por 4.000 millones de dólares, lo que permitirá a la juguetera contar con las licencias de célebres productos infantiles como Peppa Pig y PJ Masks. Las acciones de Entertaintment One se han visto influenciadas por este acuerdo y se han disparado un 32% este viernes. Mientras que Hasbro se deja un 7% en Wall Street.

  • 103,92$
  • 1,13%

La compra de la productora será beneficiosa para Hasbro, ya que, según calcula la empresa, se generarán unas sinergias anuales de unos 130 millones de dólares para el año 2022, fruto de un incremento de beneficios por venta de merchandising. Asimismo, Hasbro podrá construir su propia marca, es decir, podrá poner en marcha sus propias producciones audiovisuales en lugar de licenciar sus productos y vender sus derechos audiovisuales a terceras empresas, como ya ocurrió con 'Transformers'.

Se trata una operación de cifras récord para Hasbro, en la que cada accionista de eOne percibirá 5,6 libras por cada acción de la distribuidora, lo que supone una prima de un 31% sobre el precio medio ponderado por volumen de la compañía en el último mes. Los inversores, por su parte, no parecen haber recibido la noticia con entusiasmo, y es que las acciones de Hasbro han subido un 30% hasta alcanzar un máximo histórico, lo que significa que los inversores ven alguna posibilidad de contraoferta.

Entertainment One ha señalado en un comunicado que no descarta una oferta competidora. "Dada la naturaleza del ciclo de contenidos actual, en el que existen un gran número de grandes empresas y plataformas emergentes que se incorporan al mercado, no descartaríamos una oferta competidora para eOne. Sin embargo, consideramos que la probabilidad de una oferta competidora es poco probable, pero no imposible". Asimismo, el acuerdo de compraventa está estructurado para garantizar que las operaciones de Entertainment One respecto a la producción televisiva y películas sigan cumpliendo con el sistema regulatorio canadiense, a pesar de ser una compañía que cotiza en Londres y haber sido comprada por una firma estadounidense.

Tras la operación, Peppa Pig se une a la amplia gama de franquicias de las que Hasbro es dueño y que incluyen My Little Pony, Transformers e incluso el juego de mesa Monopoly.

Noticias relacionadas

contador