ep ence financiacompra90 deplanta termosolarpuertollano110 m
Ence financia la compra del 90% de la planta termosolar de Puertollano por 110 mENCE
4,10€
  • 0,19€
  • 4,92%

La papelera Ence volvía al Ibex 35 el pasado 24 de diciembre para sustituir a DIA. El grupo de supermercados se había desplomado en Bolsa un 88% hasta esa fecha y en consecuencia debía dejar el selectivo español. Sin embargo, Ence no está teniendo mucha suerte desde que regresaran al índice y sus acciones pierden en lo que va de año un 13,1% afectados principalmente por las dudas sobre la continuidad de su planta de Pontevedra.

El reciente triunfo socialista en las elecciones generales españolas tampoco ayuda mucho a confiar en su pronta recuperación. De hecho, este mismo lunes, la compañía ha liderado una jornada más las caídas del selectivo y se ha dejado otro 5% movidas por el incierto desenlace de la crisis de Pontevedra.

En 2016, bajo el Gobierno popular, la papelera obtuvo una prórroga de la concesión de los terrenos en la ría de Pontevedra en que se ubica su planta. Ese plazo adicional extendía el permiso concedido en 1958 en otros 60 años, hasta 2076. Pero la prórroga no gustó ni al Ayuntamiento pontevedrés ni a otros actores sociales como la Asociación Pola Defensa da Ría (APDR) y Greenpeace, y la papelera enfrenta desde entonces varios recursos en contra de la actividad de su biofábrica y del daño medioambiental que causa.

Sin embargo, a mediados de marzo, la situación dio un giro de 180 grados. La Abogacía del Estado adoptó un "inesperado cambio de criterio" -como lo definió Ence entonces-, y optó por allanarse en uno de los procesos abiertos ante la Audiencia Nacional, evitando defender como había hecho hasta la fecha que la concesión de la prórroga era legal. Hace dos semanas, la Audiencia decidió hace dos semanas seguir con el proceso iniciado por el Concello de Pontevedra pese al allanamiento del Estado, decisión que Ence valoró de forma positiva para la empresa y para las 5.000 familias que depende de esta operación.

"Pese a que el proceso sigue adelante, la diferencia es que Ence no cuenta ya con la defensa de la Administración General del Estado y, por lo tanto, su posición es menos sólida que hace unos meses", apuntó la compañía que dirige Ignacio Colmenares.

Un tercio del Ebitda de Ence depende de esta fábrica, 99 millones en el último ejercicio. Como primera medida, la compañía ha optado por desplazar la inversión asignada a esta planta a la fábrica de Navia. El plan estratégico para 2023 contemplaba una inversión en Pontevedra de 350 millones y, salvo los 50 millones en ejecución este año, el resto se desviará a la planta asturiana.

LA INCERTIDUMBRE PASA FACTURA EN BOLSA

Las noticias sobre la planta pontevedresa han sacudido los títulos de Ence en el último mes y medio, causando dos semanas negras a mitad de marzo. En una semana se dejó un 11,8% y en otra un 6,5%.

Especialmente importantes fueron los descensos que sufrió durante dos días seguidos (el 14 y el 15 de marzo) superiores al 5% tras conocerse que la dirección general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar optaban por no defender su decisión anterior en tribunales.

La compañía ha transmitido al mercado su intención de pelear, hasta la última instancia judicial posible, por la concesión en Pontevedra. Aun así, ya ha calculado que, el peor escenario -si no hay éxito en tribunales y hay que echar el cierre a la planta-, le costaría 185 millones de euros. Pero ese escenario está aun lejos ya que consideran que podrán operar la planta, al menos, hasta 2033 y aprovechar el tiempo para reorganizar el negocio y mitigar el golpe.

Los inversores esperan ahora a que la compañía presente sus cuentas del primer trimestre de 2019 el próximo lunes 6 de mayo y podrán ver cómo ha afectado este problema en sus resultados financieros aunque el consejero delegado de la compañía, Ignacio Colmenares, intentaba mandar un mensaje de tranquilidad en la última junta de accionistas, destacando que mantenía sin cambios las previsiones del plan estratégico..

Ence, regresaba al Ibex en diciembre después de 22 años (formó parte del índice entre 1995 y 1997) y lo hizo con una subida del 3,3%, lo mismo que perdió la siguiente jornada. Desde entonces, acumula más sesiones en rojo que en verde y en seis ocasiones ha terminado la jornada con caídas superiores al 4%.

Noticias relacionadas

contador