ep archivo   tienda apple store en nueva york
Archivo - Tienda Apple Store en Nueva YorkCARLOS HERGUETA - Archivo
165,000$
  • -2,040$
  • -1,22%

La Unión Europea golpea a Apple. Bruselas ha impuesto una multa de 1.800 millones de dólares al gigante tecnológico por abusar de su posición dominante en el mercado de distribución de aplicaciones de 'streaming' de música a usuarios de iPhone y iPad, según ha comunicado este 4 marzo la Comisión Europea. La compañía ha bajado un 2,54% en Wall Street.

Según la investigación, la empresa aplicaba restricciones a los desarrolladores de aplicaciones que les impedían promocionar servicios de suscripción de música más baratos fuera de la App Store de la compañía. En concreto, Bruselas señala que Apple no permite que se informe a los usuarios de iOS (sistema operativo de Apple) dentro de sus aplicaciones sobre los precios de las ofertas de suscripción disponibles en Internet fuera de la App Store; asimismo, tampoco permitía informar a los usuarios aplicaciones sobre las diferencias de precio entre las suscripciones vendidas a través del mecanismo de compra desde la aplicación de Apple y las disponibles en otros lugares.

La investigación de la Comisión se centró inicialmente en dos cuestiones. Uno era la práctica del fabricante del iPhone de obligar a los desarrolladores de aplicaciones que venden contenidos digitales a utilizar su propio sistema de pago, que cobra una comisión del 30% sobre todas las suscripciones. Más tarde, la UE abandonó esa línea de investigación para centrarse en cómo Apple impide a los creadores de aplicaciones informar a sus usuarios sobre formas más baratas de pagar suscripciones que no impliquen pasar por una aplicación.

"Apple controla todos los aspectos de la experiencia del usuario de iOS y establece las condiciones que deben cumplir los desarrolladores para estar presentes en la App Store y poder llegar a los usuarios de iOS en el Espacio Económico Europeo (EEE). La conducta de Apple, que duró casi diez años, puede haber llevado a muchos usuarios de iOS a pagar precios significativamente más altos por las suscripciones de 'streaming' de música debido a la elevada comisión impuesta por Apple a los desarrolladores y trasladada a los consumidores en forma de precios de suscripción más altos por el mismo servicio en la App Store de Apple", asegura el Ejecutivo comunitario.

Por otra parte, la Comisión destaca que las disposiciones de Apple "provocaron un perjuicio no monetario en forma de degradación de la experiencia del usuario", ya que los usuarios de iOS o bien "tenían que emprender una búsqueda engorrosa antes de encontrar el camino a las ofertas pertinentes fuera de la aplicación", o bien "nunca se suscribían a ningún servicio porque no encontraban el adecuado por sí mismos".

Para fijar el importe de la multa, la Comisión señala que tuvo en cuenta la duración y la gravedad de la infracción, así como el volumen de negocios total y la capitalización bursátil de Apple. También tuvo en cuenta que Apple presentó información incorrecta en el marco del procedimiento administrativo. Así, llegaron a la conclusión que los 1.800 millones de euros que recoge la sanción son necesarios para que la multa sea "suficientemente disuasoria" y porque "una parte del perjuicio causado consiste en un perjuicio no monetario, que no puede contabilizarse adecuadamente con arreglo a la metodología basada en ingresos".

"La multa debe ser suficiente para disuadir a Apple de repetir la infracción actual o una infracción similar; y para disuadir a otras empresas de tamaño similar y con recursos similares de cometer la misma infracción o una infracción similar. La Comisión ha llegado a la conclusión de que el importe total de la multa de más de 1 800 millones de euros es proporcional a los ingresos globales de Apple y es necesario para lograr el efecto disuasorio", han agregado.

Apple dijo que apelará la decisión, afirmando en una entrada de blog este lunes que se llegó a ella "a pesar de que la Comisión no ha descubierto ninguna prueba creíble de daño al consumidor, e ignora las realidades de un mercado que es próspero, competitivo y crece rápidamente". "Aunque respetamos a la Comisión Europea, los hechos sencillamente no respaldan esta decisión", ha asegurado la compañía.

LEY DE MERCADOS DIGITALES

La ofensiva de la Unión Europea (UE) en este frente no es nueva. La Comisión ha encabezado los esfuerzos para reprimir las prácticas anticompetitivas de algunos gigantes tecnológicos y, en los últimos tiempos, ha impuesto multas millonarias a Alphabet (Google) y Meta (Facebook) por incurrir en prácticas similares. Bruselas también ha abierto otra investigación antimonopolio sobre el servicio de pagos por móvil de Apple, la cual ha prometido abrir su sistema para evitar una represalia mayor y permitirá a los desarrolladores ofrecer sistemas de pago alternativos..

La multa llega la misma semana en que entrarán en vigor nuevas normas de la UE para impedir que las empresas tecnológicas dominen los mercados digitales. La conocida como Ley de Mercados Digitales (DMA, por sus siglas en inglés), que entrará en vigor el jueves, impone una serie de obligaciones a las empresas "guardianas" o 'gatekeepers', como Apple, Meta, Alphabet o ByteDance, matriz de TikTok, bajo la amenaza de cuantiosas multas si favorecen sus propios servicios en detrimento de los de sus rivales.

Asimismo, estas empresas tampoco podrán cruzar datos entre sus múltiples servicios (por ejemplo, Alphabet no podría combinar los datos de Google y de YouTube) ni impedir que los usuarios desistalen cualquier aplicación preinstalada en sus dispositivos ni que adquieran otra aplicación similar a través de una tienda de la competencia.

Cabe señalar que los desarrolladores de aplicaciones se han mostrado críticos con el planteamiento de Apple, que incluye el cobro de una comisión de hasta el 17 por ciento a los desarrolladores que utilicen su propio método de pago o enlacen a su propio sitio web, además de una tasa anual de 0,50 euros por instalación de aplicación después del primer millón. Spotify dijo que los cambios son "una alternativa inviable que ahogará los negocios (de los desarrolladores) de inmediato".

SPOTIFY

La investigación de la UE se inició a raíz de una denuncia presentada en junio de 2020 por Spotify, que afirmaba que se había visto obligada a subir el precio de sus suscripciones mensuales para cubrir los costes asociados al supuesto control de Apple sobre el funcionamiento de la App Store. En abril de 2021, la Comisión envió a Apple un pliego de cargos, al que Apple respondió en septiembre de 2021.

Entonces, Apple argumentó que cambiar sus términos y condiciones no haría sino consolidar a Spotify como el servicio de 'streaming' de música dominante.

El pasado 1 de marzo, Spotify publicó una carta abierta respaldada por otras 33 empresas y asociaciones en la que ponía de manifiesto su preocupación por el cumplimiento de la DMA por parte de Apple. En la carta, la compañía sueca afirmaba que la respuesta de la UE a la propuesta "servirá como prueba de fuego de la DMA y de si puede aportar algo a los ciudadanos y a la economía de Europa".

Noticias relacionadas

contador