ep 20 celebrada telematicamente por el coronavirus 20201018122709
Josep Oliu en la Junta General de Accionistes del Banco Sabadell en Alicante.BANCO SABADELL - Archivo
0,43€
  • -0,01€
  • -1,35%

El beneficio neto de Banco Sabadell (+2,91%) en los primeros nueve meses del año se sitúa en 203 millones de euros a cierre de septiembre de 2020 (358 millones de euros excluyendo TSB) mostrando así una caída interanual del 74,1% frente al mismo periodo del año pasado por las mayores dotaciones a insolvencias tras la actualización de los modelos IFRS9 que incorporan los escenarios macroeconómicos, así como por los menores ingresos derivados de la menor actividad por la pandemia.

En el tercer trimestre estanco, el beneficio se sitúa en 57 millones frente a los 251 millones del tercer trimestre de 2019 pero mejorando un 10,9% frente al segundo trimestre de este año apoyado en la recuperación del negocio core y en la disminución de las provisiones.

Los ingresos del negocio bancario (margen de intereses + comisiones netas) alcanzan los 3.546 millones a septiembre, un 6,2% menos en términos interanuales. En el trimestre muestran un comportamiento positivo apoyado en el crecimiento del margen de intereses y las comisiones.

El margen de intereses se sitúa a cierre de septiembre de 2020 en 2.545 millones de euros, un 6,2% inferior interanualmente por el efecto de los tipos de interés, el efecto de la titulización de préstamos al consumo realizada el año anterior, así como menor aportación de la cartera ALCO. En el trimestre el margen de intereses se sitúa en 841 millones de euros y registra un incremento del 2,5% apoyado en mayores volúmenes y mayores ingresos por la TLTRO III.

Las comisiones netas ascienden a 1.000 millones de euros, un 6,3% inferior al año anterior por la reducción de la actividad derivada del confinamiento por la pandemia. En el trimestre las comisiones crecen un 1,0% tras el aumento de la actividad por la desescalada.

El total de costes asciende a 2.387 millones de euros a cierre de septiembre de 2020, un 0,9% más respecto al mismo período del año anterior. Los costes recurrentes se reducen en el trimestre un 1,9% por menores gastos de personal, y los no recurrentes incorporan 71 millones por la aceleración de la reestructuración en TSB.

La ratio de eficiencia se sitúa en el 56,3% por los costes de reestructuración en TSB. Aislando dichos costes, la ratio de eficiencia se sitúa en el 53,9%.

POSICIÓN DE LIQUIDEZ Y CAPITAL

La ratio de primera calidad CET1 aumenta 22 puntos básicos en el trimestre, situándose en el 12,9%. Esta ratio CET1 incluye 92 puntos básicos de ajustes transicionales de IFRS9, por lo que la ratio CET1 fully-loaded se sitúa en el 12,0%, mejorando +9 puntos básicos respecto al trimestre anterior.

En cuanto a la gestión de la liquidez, la ratio LCR (Liquidity Coverage Ratio) se sitúa a cierre de septiembre de 2020 en 206% a nivel grupo (226% Ex TSB y 211% en TSB). El ratio de loan to deposits a cierre de septiembre de 2020 es del 98% con una estructura de financiación minorista equilibrada.

Asimismo, en el tercer trimestre de 2020 se ha lanzado la primera emisión de bonos verdes, en este caso de 500 millones de euros de obligaciones senior preferred.

REDUCCIÓN ACTIVOS PROBLEMÁTICOS

Los activos problemáticos a cierre de septiembre de 2020 muestran un saldo de 7.647 millones de euros; de los que 6.127 millones de euros corresponden a activos dudosos y 1.520 millones de euros a activos adjudicados. Este nivel de activos problemáticos (NPAs) supone que la ratio de activos problemáticos netos sobre el total de activos se reduzca, y se sitúe en el 1,5% comparado con el 1,7% del tercer trimestre del año anterior. En el trimestre, los activos problemáticos experimentan una reducción de 172 millones de euros.

La cobertura de activos problemáticos se sitúa en el 52,3%, por lo que la cobertura de activos adjudicados alcanza el 35,6% y la cobertura de dudosos alcanza el 56,5%. Dentro de los dudosos, la ratio de cobertura de stage 3 se sitúa en el 40,0%.

La ratio de activos problemáticos sobre la inversión crediticia bruta más los activos inmobiliarios se reduce en el trimestre y se sitúa en el 5,0%.

La ratio de morosidad del grupo se sitúa en el 3,81%, mejorando así respecto septiembre de 2019 que se situaba en el 4,08% y respecto a junio de 2020 que se situaba en el 3,95%.

TSB ESPERA EL 'BREAK EVEN' EN 2021

TSB ha anunciado la aceleración de su plan de restructuración para concluirlo y alcanzar el 'break even' en 2021. Estos cambios tienen que ver con la nueva manera en que los clientes se relacionan con el banco, con cada vez menos visitas a las sucursales y una aceleración del uso de canales digitales.

Sabadell ha dicho que filial británica experimenta "una fuerte recuperación de su actividad comercial" a finales de septiembre de 2020, tanto en la comparativa interanual como en el trimestre, con el mejor nivel de actividad comercial desde 2018.

PLAN DE EFICIENCIA Y TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Sabadell va a poner en marcha a partir del cuarto trimestre de 2020 un plan de eficiencia y transformación digital en España, que tiene como objetivo ajustar la estructura de la organización y los costes a la nueva realidad competitiva.

El plan de eficiencia incluye distintas iniciativas, como simplificación de los procesos internos, el autoservicio en actividades transaccionales, la automatización de las actividades de los centros de operaciones, la mejora de la eficiencia en los centros de atención telefónica, todo ello acompañado de la incorporación de nuevas capacidades y servicios digitales.

Está previsto también llevar a cabo una simplificación del centro corporativo, mediante la centralización de competencias y a reducción de las estructuras regionales de soporte. Asimismo, hay contempladas otras actuaciones que permitirán a la entidad reducir costes, como la reducción del uso de espacios y otros menores costes discrecionales.

La financiación de este plan de eficiencia y digitalización se llevará a cabo con las plusvalías de las ventas de parte de la cartera ALCO, y tendrá un impacto neutro en capital. El plan supondrá un impacto anual positivo en el margen antes de dotaciones de 115 millones de euros. Tras concluir la financiación de dicho plan, las plusvalías latentes no utilizadas de Banco Sabadell ascienden a 1.300 millones.

Noticias relacionadas

contador