2,58€
  • 0,05€
  • 2,10%

El beneficio atribuido de BBVA en el segundo trimestre se situó en 636 millones de euros, un 49,5% menos tras incorporar las dotaciones relacionadas con la pandemia (644 millones de euros: 576 millones en saneamientos y 68 millones en provisiones). En la cuenta acumulada del primer semestre, BBVA registró unas pérdidas de 1.157 millones de euros. Sin tener en cuenta el deterioro del fondo de comercio de EEUU registrado en el primer trimestre, el banco obtuvo un beneficio atribuido de 928 millones de euros hasta junio (-62%). El banco se ha dejado más de un 8% en bolsa.

Onur Genç, consejero delegado del banco, ha dicho que "en este entorno sin precedentes, continuamos generando un sólido resultado antes de provisiones. Afrontamos esta crisis desde una posición de fortaleza, gracias a la solidez de nuestros ingresos, nuestro modelo de negocio diversificado y nuestras capacidades digitales. Asimismo, destaca la fuerte generación de capital en el trimestre".

El margen de intereses del banco cayó un 3,2% en el primer semestre, hasta los 8.653 millones, mientras que retrocedió un 9,8% en el segundo trimestre estanco, hasta los 4.097 millones. Las comisiones netas se vieron afectadas por una menor actividad minorista, especialmente en tarjetas, derivada del confinamiento por la pandemia. BBVA obtuvo 1.043 millones de euros en concepto de comisiones netas en el segundo trimestre del año, un 16,9% menos. Entre enero y junio las comisiones netas alcanzaron 2.301 millones (-6,8%).

El banco destaca el buen comportamiento de los resultados de operaciones financieras (ROF), que avanzaron en términos interanuales un 104,1%, fundamentalmente gracias a las ganancias por coberturas de tipo de cambio y al incremento en los resultados generados en casi todas las áreas de negocio.

El margen bruto subió un 0,8% a junio (12.045 millones) y descendió un 5,7% en el trimestre (5.561 millones).

La entidad ha explicado que durante el segundo trimestre se produjo una "fuerte contención" de los gastos de explotación hasta 2.594 millones de euros, que supone una caída del 12,1% frente a un año antes. En el conjunto del semestre, los gastos de explotación decrecieron un 6,2%, hasta 5.512 millones, frente a una inflación media del 4,7% en los 12 últimos meses. Esta contención de los gastos de explotación y la positiva evolución de los ingresos de carácter recurrente permitieron mantener las ‘mandíbulas’ operativas en positivo, ha dicho el banco.

El margen neto alcanzó 2.967 millones de euros en el segundo trimestre, lo que supone un incremento del 0,7%. Entre enero y junio, el margen neto fue de 6.533 millones de euros (+7,6%). Este crecimiento se explica por la buena evolución del margen de intereses y de los ROF, así como por el descenso de los gastos de explotación.

El ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ se situó en el 11,22% a 30 de junio de 2020, lo que supone una generación de capital de 38 puntos básicos respecto a la cifra de marzo (10,84%). Esto ha sido principalmente gracias a una mayor contribución de los resultados en el trimestre junto con una mejora en la evolución de los mercados. Con 263 puntos básicos por encima del mínimo requerido, BBVA se encuentra en la parte alta del rango marcado como objetivo -mantener un colchón sobre su nuevo requerimiento de ratio CET1 ‘fully-loaded’ (actualmente en el 8,59%) de entre 225 y 275 puntos básicos.

BBVA ha subrayado la mejora sustancial en el coste del riesgo, pasando de 257 puntos básicos en el primer trimestre, al 1,51% de abril a junio. Las tasas de mora y cobertura, 3,7% y 85%, respectivamente, se mantuvieron en niveles similares al anterior trimestre.

En cuanto al balance y la actividad, la cifra bruta de préstamos y anticipos a la clientela (400.764 millones de euros) se incrementó con respecto al cierre del año anterior (+1,5%), con incrementos principalmente en las carteras de banca mayorista (CIB) y de empresas. Los depósitos de la clientela (402.184 millones de euros) cerraron el semestre un 4,7% por encima de los saldos de diciembre, muy apoyado en la evolución de los depósitos a la vista, donde los clientes han depositado la liquidez dispuesta para hacer frente a la pandemia.

En cuanto a liquidez, BBVA remarca que mantiene una "sólida posición", con un ratio LCR o ‘Liquidity Coverage Ratio’ del 159% a 30 de junio, y un ratio NSFR o ‘Net Stable Funding Ratio’ del 124%, ambos por encima del requerimiento regulatorio (100%).

Respecto a las prioridades del banco en la crisis del Covid, ha señalado que mantiene el foco en proteger la salud de sus empleados, sus clientes y la sociedad en general. A cierre de junio, el 87% de las sucursales están abiertas, si bien BBVA ha reorientado a los clientes hacia el uso de canales remotos y digitales mientras perdure la crisis.

POR ÁREAS GEOGRÁFICAS

En España, la inversión crediticia creció un 2,7% en el semestre frente a los saldos de diciembre, gracias a los segmentos de banca corporativa, negocios minoristas y empresas y pymes, que se vieron impulsados por las líneas de avales públicos del ICO.

El margen bruto creció un 4,6% interanual entre enero y junio gracias a los ingresos recurrentes y al ROF, mientras que los gastos de explotación se redujeron un 6,1%.

Así, el margen neto registró un crecimiento interanual del 19,8%, hasta 1.371 millones de euros. El área ganó 88 millones en el semestre, lo que supone un 88,1% menos, tras las dotaciones para saneamientos y provisiones.

El coste del riesgo mejoró en el segundo trimestre (del 1,54% al 1%), mientras que la tasa de mora y de cobertura, 4,26% y 65,7%, respectivamente, se situaron en niveles similares al cierre de marzo.

bbva grafico resultados
Fuente: BBVA.

Noticias relacionadas

contador