ep archivo   el presidente de telefonica jose maria alvarez pallete en la reunion del circulo de
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en la Reunión del Círculo de EconomíaDAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - Archivo

Barclays ha seleccionado cinco valores que ‘infrapondera’ en el cuarto trimestre y a los que otorga un potencial de caída medio, teniendo en cuenta sus precios objetivos, del 9%. En este grupo están, por orden de bajada: Bankinter, Danske Bank, Telefónica, Siemens y HeidelbergCement.

  • 4,388€
  • -0,16%
  • 3,690€
  • -3,91%

Para el ‘banco naranja’, explica que tendrá un rendimiento inferior al del sector bancario europeo en base a tres ideas. En primer lugar, considera “poco probable” que el ROE alcance el coste de los fondos propios, con el margen de intereses y los costes enfrentando una presión creciente por parte de los competidores y de la inflación, respectivamente. En segundo lugar, no ve sostenible el aumento de los ingresos por comisiones. Además, no espera que los costes de los litigios se reduzcan mucho. Y, en tercer lugar, cree que el banco tendrá dificultades para mantener el impulso de crecimiento, ya que el margen de intereses está sufriendo la presión de los precios y los motores de crecimiento. Como EVO, muestra un cambio hacia productos de bajo rendimiento, añade.

Bankinter publica sus cuentas del tercer trimestre este jueves. Barclays reconoce que su previsión de BPA (beneficio por acción) para 2023 está un 13% por debajo de la del consenso de ‘Bloomberg’, y no espera que el banco alcance objetivos para ese año. Tiene un precio de 4,50 euros para Bankinter, lo que implica una caída del 13% desde los niveles actuales de cotización.

En cuanto a la otra compañía española de su lista, Telefónica, estos expertos destacan que el mercado español “sigue bajo presión” debido a la competencia. “Hasta hace poco Telefónica podía compensar esta situación con subidas de precios en la gama alta, donde domina, pero los clientes están girando a la baja”, precisan. Con una estructura de costes ya eficiente y un capex bajo, Barclays ve poco margen para proteger su OpFCF (flujo de caja libre operativo) y espera un descenso anual de un dígito medio hasta 2023. Tiene un precio objetivo de 3,4 euros para la operadora, lo que supone predecir un descenso del 11% desde los niveles a los que cotiza a día de hoy.

Los dos factores clave para Telefónica a corto plazo son los resultados del tercer trimestre, que publica el 4 de noviembre, y la renovación de los derechos de La Liga, detallan. “O bien paga un alto precio para mantener el contenido (de fútbol), o perderá los derechos y los clientes de gama alta”, advierten.

Sobre Danske Bank (precio objetivo de 95 euros y potencial de caída del 12%), desde Barclays consideran que el banco danés tendrá también un rendimiento inferior al del sector bancario europeo y explican que la reunión con inversores del 29 de octubre será un catalizador clave. Sus previsiones de BPA para 2023 están un 15% por debajo de las del consenso.

Respecto a Siemens (precio objetivo de 125 euros y potencial de caída del 9%), a pesar de tener una cartera tecnológica “líder”, estos analistas remarcan que el rendimiento de los negocios principales sigue siendo inferior al de sus homólogos, mientras que hay elementos “volátiles” por debajo de la línea de producción que siguen afectando a los beneficios/flujos de caja. “También vemos un riesgo de que se vea afectada la división de Industria Digital”, subrayan, precisando que el 70% de ésta está muy vinculado a indicadores macroeconómicos, como los PMI.

La siguiente cita importante para Siemens será el 11 de noviembre, cuando informe de las cifras del cuarto trimestre fiscal. “Aunque es probable que sean sólidas, pesamos que cualquier subida (en sus títulos) sería una oportunidad para reducir posiciones”, afirman.

Finalmente, sobre HeidelbergCement (precio objetivo de 64 euros, en línea con su cotización actual), después de un impulso excepcional de sus resultados tras la pandemia de Covid, Barclays identifica ahora vientos en contra, como el impacto de la inflación del coste de la energía. Así, considera que éstos se pondrán de manifiesto en los resultados del tercer trimestre, que publica el 4 de noviembre.

Noticias relacionadas

contador