ep miguel temboury
Miguel TembouryCÁMARA DE COMERCIO/ EUROPA PRESS
1,79€
  • 0,02€
  • 1,07%

Miguel Temboury, exsubsecretario de Estado de Economía, ha explicado que en febrero de 2012 la entidad que más preocupaba al Ministerio de Economía era Bankia, debido principalmente a su exposición al sector inmobiliario y a que era la que mayor dependencia de los mecanismos de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) tenía. “Bankia era una razón de preocupación”, ha indicado.

En todo caso, ha rechazado que el descuento del precio de salida a bolsa de Bankia respecto a su valor en libros fuera el foco de preocupación. “La preocupación fundamental era la exposición de BFA-Bankia al sector inmobiliario”, ha añadido.

Temboury ha defendido la actuación del Ministerio de Economía para estabilizar la situación del país en 2012. "El Ministerio de Economía tenía muchas competencias en materia de supervisión bancaria (...) ¿Por qué se aprueban los decretos Guindos I yII? Porque no hay tiempo material para aprobar una Circular del Banco de España. No llegábamos (...) Otra cosa habría sido dejación de funciones", ha afirmado.

NO VALORÓ EL ÚLTIMO PLAN DE RATO

Por otra parte, el exsubsecretario de Estado ha explicado que el Ministerio de Economía no tuvo tiempo de valorar el conocido como plan Rato II, el último proyecto para salvar Bankia que Rodrigo Rato presentó y que implicaba una inyección de 7.000 millones por parte del FROB. Según el ex número dos de Luis de Guindos, existía “consenso internacional” en que “las cuantías debían ser mayores”, pero el exministro no tuvo tiempo de valorar el plan porque Rato lo presentó un viernes por la tarde y dimitió el lunes siguiente.

Entre esos dos días se produjeron las cenas del Ministerio de Economía que reunieron a los exbanqueros Emilio Botín (Santander), Francisco González (BBVA), Isidre Fainé (La Caixa) y Rodrigo Rato (Bankia) y al propio exministro de Economía. En ellas existe disenso sobre si se produjo o no la petición de dimisión a Rato, teniendo en cuenta las declaraciones de los implicados durante el juicio. El propio expresidente de Bankia y González coincidieron en afirmar que tanto el expresidente de BBVA como De Guindos la pidieron, mientras que De Guindos y Fainé han rechazado este extremo.

En todo caso, el lunes 7 de mayo se produjo la renuncia de Rato a su cargo y, preguntado por esta cuestión durante su declaración, Temboury ha rechazado contestar. “Los motivos internos no...”, se ha limitado a señalar. Lo que sí ha indicado es que la dimisión de Rato impidió al Ministerio de Economía poder analizar el plan.

“El ministro de Economía nunca dio una respuesta a ese plan. No hubo tiempo de evaluarlo y el primero que tenía que valorarlo era el Banco de España. Creo que hablaba de 7.000 millones de euros y había consenso internacional en que las cuantías debían ser mayores, pero no hubo valoración”, ha apuntado durante su declaración como testigo en el juicio oral por la salida a bolsa de Bankia.

Noticias relacionadas

contador