ep la sede nacional de repsol a 8 de julio de 2021 en madrid espana la audiencia nacional ha
Cézaro De Luca - Europa Press

El experto en seguridad corporativa de Repsol, Fernando Marco Mañas, ha asegurado este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional, que investiga el caso 'Tándem', que no conocía la posible relación entre la empresa y el comisario José Manuel Villarejo. Ha expuesto que en aquella época estaba centrado en la situación de Libia debido a los intereses de la petrolera en la nación norteafricana.

  • 11,466€
  • 0,12%

El magistrado del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, citó a Marco Mañas como testigo ya que figuraba en el informe interno que analizaba el proceso de contratación con CENYT, que era la cabeza del grupo empresarial de Villarejo, elaborado entre septiembre y diciembre de 2019.

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, el analista de seguridad corporativa ha señalado al juez que su participación en ese documento fue prácticamente anecdótica. El experto ha relatado que uno de los compañeros, el cual sí estaba redactando dicho "dossier", le pidió ayuda en un momento dado para verificar si la información que el comisario había dado sobre la 'Operación Malaya' estaba disponible en Internet.

Marco Mañas ha continuado diciendo que hizo la comprobación rápidamente. Él verificó que gran parte de la información reportada por Villarejo era accesible de manera online, así se lo comunicó a su compañero. Además, el testigo ha asegurado que esa fue toda su implicación en el informe.

Además, ha expresado que cuando sucedieron los hechos, durante los años 2011 y 2012, él se encontraba dedicado a la parte internacional de seguridad corporativa, especialmente a Libia. Pues la compañía tenía intereses por los yacimientos petroleros del país, que en ese momento estaba inmerso en una guerra y que con la muerte de Muamar Gadafi tenía una gran inestabilidad interna.

Puntualizó que ni conocía a Villarejo ni CENYT ni cuál era la naturaleza de los servicios contratados por Repsol con el comisario.

CONFORME A LAS NORMAS INTERNAS

Marco Mañas tenía que haber comparecido el pasado 24 de junio con otros responsables de Auditoría Interna de Repsol y Caixabank, pero no pudo acudir, por lo que su cita se aplazó al 15 de julio. Los otros testigos expusieron al juez García-Castellón que el proceso para contratar los servicios de Villarejo se realizó respetando la normativa interna de ambas empresas.

La directora de Auditoría y Control de la energética, Isabel Moreno, ha destacado que las cuatro facturas pagadas por Repsol al comisario se tramitaron como encargos puntuales sucesivos. Además, ha puntuado que no hubo concurso de proveedores para este contrato ya que la normativa interna permite una adjudicación directa, sin necesidad de pasar por la unidad de compras, cuando es un servicio especializado o por razones de confidencialidad y urgencia.

El juez investiga en esta pieza separada de la macrocausa 'Tándem' si Repsol y Caixabank, ambas imputadas desde la semana pasada, contrataron a Villarejo para espiar al que fuera presidente de Sacyr Luis del River, y su entorno, con el objetivo de frustrar un intento por parte de éste y la petrolera mexicana Pemex de hacerse con el control de Repsol.

Noticias relacionadas

contador