abengoa, solar, energia

Abengoa ha comunicado que sus acreedores financieros han rechazado su solicitud para poder incurrir en endeudamiento financiero adicional por importe de 50 millones de euros.

  • 0,01€
  • 2,48%
  • 0,00€
  • 2,13%

A mediados del pasado mes de febrero, Abengoa solicitó a sus acreedores financieros autorización para poder incurrir en un endeudamiento adicional de 50 millones de euros, tras haber recibido una oferta de financiación por parte de un conjunto de inversores.

"Tal y como prevén los contratos financieros suscritos en el marco de la reestructuración financiera completada el 26 de abril de 2019 y siempre y cuando se obtengan los consentimientos necesarios para ello, dicho endeudamiento financiero sería instrumentado como New Money 2 adicional, si bien tendría prioridad con respecto al resto del New Money 2 y de la Línea de Avales (rango super senior)", informó Abengoa.

De haberse ejecutado esta operación de financiación, no se completaría la operación de monetización parcial del arbitraje interpuesto por CSP Equity Investments contra el Reino de España en la Cámara de Comercio de Estocolmo, ya que dicho arbitraje formará parte del paquete de garantías de la nueva financiación.

En octubre pasado, Abengoa obtuvo el consentimiento de sus acreedores para monetizar parcialmente los derechos de cobro derivados de la demanda de arbitraje interpuesta por su filial luxemburguesa, CSP Equity Investments, contra España en la Cámara de Comercio de Estocolmo.

Abengoa había trasladado en septiembre al supervisor bursátil que había alcanzado un principio de acuerdo con varios fondos para abordar la monetización parcial de los derechos de cobro que resultaran de ese arbitraje, planteado contra España por el recorte en las primas a las energías renovables.

CSP Equity Investments es titular de varias plantas termosolares en España.

Según explicó Abengoa, la operación consistiría en el cobro de un precio inicial de 75 millones de euros a cambio de la participación en los derechos derivados del arbitraje.

A esa suma se añadiría una cantidad adicional una vez cubiertos los costes de los inversores que dependerá del importe reconocido y cobrado del arbitraje.

En marzo de 2019, la compañía comunicó que había suscrito un contrato de reestructuración para modificar los términos de las financiaciones entonces existentes y reestructuras la deuda financiera del grupo.

El acuerdo incluía una inyección de 97 millones de euros al grupo mediante la emisión por la sociedad A3T Luxco 2 (cien por cien Abengoa) de bonos convertibles, así como una línea de avales sindicada, a través de entidades financieras y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), por un importe máximo aproximado de 140 millones.

El endeudamiento financiero bruto de Abengoa al finalizar septiembre de 2019 se redujo un 39 % respecto a la misma fecha del año anterior y ascendía a 3.447 millones de euros, cifra que incluía los 1.229 millones de deuda de las sociedades en venta y 631 millones correspondientes a la financiación de proyectos.

De los 1.587 millones restantes de deuda corporativa bruta, 741 millones eran a largo plazo y 846 millones, a corto.

Noticias relacionadas

contador