ABB nombra como nuevo consejero delegado a Björn Rosengren

Peter Voser pasará a convertirse en presidente del consejo de la empresa

Bolsamanía
Europa Press | 12 ago, 2019 13:44 - Actualizado: 17:55
ep abb participaexpositorla 30 edicionla biemh
ABB participa como expositor en la 30ª edición de la BIEMHABB - Archivo

Las acciones del grupo suizo de ingeniería y automatización ABB han subido un 3% tras la elección de Björn Rosengren como nuevo consejero delegado. Remplazará a Peter Voser, quien pasará a convertirse en presidente del consejo de la empresa, a partir del 1 de marzo de 2020.

El nuevo CEO de ABB se compromete a cinco años, mínimo, en la compañía. "Tiene un gran historial de empoderar a las empresas de manera descentralizada, eso es lo que ha hecho en Sandvik y en sus negocios anteriores también", dijo Voser.

Rosengren, de 60 años y nacionalidad suiza, ha desempeñado desde 2015 el cargo de consejero delegado del grupo de ingeniería Sandvik, anteriormente, había dirigido la empresa de manufacturas y servicios Wärtsilä Corporation. Las acciones de Sandvik y Wartsila han aumentado un 78% y 83%, respectivamente, con Rosengren al mando.

"Después de realizar una búsqueda exhaustiva, la junta está convencida de que Björn Rosengren es el mejor candidato para el puesto", declaró el presidente y actual consejero delegado de ABB, Peter Voser, destacando su capacidad para establecer organizaciones descentralizadas exitosas.

"En un momento tan crucial para las industrias manufactureras, ABB debe continuar atendiendo mejor las necesidades de los clientes globales con una cartera única de tecnología y soluciones digitales para ayudar a mejorar su productividad", apuntó Björn Rosengren.

ABB registró un beneficio neto atribuido de 599 millones de dólares (538 millones de euros) en el primer semestre de 2019, lo que equivale a un descenso del 52% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La facturación de la firma helvética entre enero y junio se situó en 14.018 millones de dólares (12.584 millones de euros), mientras que el coste de los productos vendidos se elevó hasta los 9.509 millones de dólares (8.536 millones de euros), un 7,5% más.

Asimismo, al cierre de junio de este año la cartera de pedidos de ABB se situó en 15.014 millones de dólares (13.478 millones de euros), un 2% más que al término del primer semestre del ejercicio precedente.

En el segundo trimestre, el beneficio neto de la empresa se desplomó un 90%, hasta situarse en 64 millones de dólares (57 millones de euros) debido a un aumento de los costes y pese a un incremento de la facturación del 6,5%, hasta 7.171 millones de dólares (6.437 millones de euros).

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión