Regreso al futuro (o al pasado) para la Unión Europea

La Comisión Europea pide a los miembros de la UE que decidan lo que quieren que sea el club

  • Juncker ha presentado un Libro Banco con cinco posibles escenarios sobre cómo puede evolucionar Europa de aquí a 2025
  • Las elecciones en Holanda, Francia y puede que en Italia, junto al 'Brexit', amenazan el futuro la Unión
  • El próximo 25 de marzo se celebra la Cumbre de Roma para conmemorar el 60 aniversario de la UE
Virginia Mora
Bolsamania | 05 mar, 2017 08:00 - Actualizado: 08:28
union europea bandera european flag

'Quo vadis Europa'. Esa es la frase que utilizó hace unos días el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para dejar claro a los Estados miembros que deben pensar, y muy bien, lo que quieren que sea la Unión Europea en los próximos años. Sobre todo ante los desafíos que se presentan. El auge de los populismos euroescépticos y su posible victoria en las elecciones de Holanda y en Francia, y la salida de Reino Unido del club europeo, el conocido como 'Brexit', obligan a los 27 a replantearse la situación. Y eso sin mencionar el hecho de que la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha abierto un buen número de interrogantes sobre el orden geopolítico mundial y la posición que en él ocupa la UE.

La crisis existencial de Europa debe acabar tarde o temprano. Ese era el fondo del mensaje de Juncker, que lanzó aprovechando la presentación en el Parlamento Europeo del Libro Blanco que ha elaborado la Comisión, y que recoge los principales desafíos y oportunidades de Europa en el próximo decenio. En él se invita a los estados miembros a decidir lo que quieren para el futuro, presentando cinco escenarios sobre cómo podría evolucionar la UE de aquí a 2015, dependiendo del camino que se escoja.

CINCO CAMINOS PARA EUROPA

La crisis existencial de Europa debe acabar tarde o temprano. Ese era el fondo del mensaje de Juncker

Por ejemplo, el primer escenario, titulado 'Seguir adelante', propone continuar como hasta ahora sin grandes cambios. El segundo, 'Nada excepto el Mercado Único', habla de profundizar en el Mercado Único y priorizar esta medida frente al resto de iniciativas políticas. El tercer escenario se llama 'Los que quieran pueden hacer más' y propone una Europa de varias velocidades, mientras que el cuarto habla de 'Hacer menos de forma más eficiente', y el quinto, de 'Hacer mucho más juntos'.

Son las propuestas de Bruselas de cara a la Cumbre de Roma que se celebra el próximo 25 de marzo, y en la que se va a conmemorar el 60 aniversario de la UE. Pero no van a ser las únicas, ya que el debate también se va a promover en otros ámbitos. La CE, junto con el Parlamento Europeo y los Estados miembros interesados, va a organizar encuentro para hablar sobre el futuro de Europa en los próximos meses en diversas ciudades y regiones. Además, el organismo que preside Juncker va a contribuir al debate presentando otros documentos para la reflexión sobre el desarrollo de la dimensión social europea, la profundización de la Unión Económica y Monetaria, el futuro de la defensa europea o el futuro de las finanzas de la UE.

RETOS POLÍTICOS

Europa necesita responder a los interrogantes que se le plantean, o se va a encontrar con un bofetón de realidad similar al que llegó con el inesperado 'Brexit', cuando los británicos apostaron por la salida de Reino Unido de la UE cuando todos se esperaban un rechazo a esta propuesta en el referéndum que se llevó a cabo el pasado 23 de junio. Reino Unido todavía no ha dado los primeros pasos para la desconexión, y aunque parecía que sería algo inminente, puede retrasarse después de que se hayan multiplicado las exigencias al Gobierno de Theresa May para que garantice la situación de los extranjeros que trabajan en el país de cara a la salida del club europeo.

Y además hay varias citas clave: las inminentes elecciones en Holanda (el próximo 15 de marzo), y los comicios de Francia, cuya primera vuelta se celebrará en abril. Los expertos no dejan de avisar de los riesgos que pueden suponer estas dos citas, sobre todo ante el auge del populismo. “La geopolítica sigue siendo un problema”, dicen los expertos de Allianz Global Investors en un informe que han elaborado esta semana.

Por su parte, Julien-Pierre Nouen, economista jefe de Lazard Frères Gestion, afirma que “las citas electorales siguen siendo una fuente de incertidumbre” y pueden “poner en jaque a la economía europea”. En Holanda los últimos sondeos apuntan a una victoria del partido de extrema derecha euroescéptico (PVV) en los comicios del próximo 15 de marzo, pero sin una mayoría suficiente para poder formar gobierno. Y en Francia la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, encabeza la intención de voto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales previstas para el 23 de abril, aunque las encuestas auguran su derrota en la segunda vuelta, prevista para el 7 de mayo, sea quien sea su contrincante, Emmanuel Macron o François Fillon.

Los expertos avisan: “Las citas electorales de Holanda y Francia siguen siendo una fuente de incertidumbre”

Además, en Italia también están las aguas revueltas y planea la sombra de un posible adelanto electoral. El Movimiento 5 Estrellas, también euroescéptico, va a la par del Partido Demócrata en intención de voto, y puede incluso superarle si el partido que sustenta actualmente el Gobierno no logra lavar todos sus trapos sucios y salir de la crisis sin precedentes en la que se encuentra sumido, tras la dimisión de Matteo Renzi como secretario general -en diciembre también dijo adiós a la jefatura del Gobierno tras perder el referéndum sobre la reforma constitucional-.

Es por ello que corre prisa empezar a esbozar el esquema de futuro, sobre todo para no encontrarse en un callejón sin salida cuando tengan lugar las no tan lejanas elecciones al Parlamento Europeo, previstas para junio de 2019, y que pueden ser claves para el devenir de la UE.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión