ep archivo   vicky foods planta de produccion de pan
Planta de producción.SERGI ESCRIVA FOTOGRAFIA - Archivo

Los precios de producción de Estados Unidos han registrado la mayor subida interanual de la historia, al repuntar un 6,6%. El denominado PPI (Producer Price Index) se ha incrementado un 0,8% en mayo frente al 0,6% de abril. Los analistas esperaban una subida mensual del 0,6%, hasta el 6,3% interanual.

Este es el mayor incremento registrado por la Oficina de Estadísticas Laborales desde que realizan el seguimiento de estos datos en 2010.

La inflación de los bienes sigue siendo la dominante, con un aumento de 1,5% frente al 0,6% en servicios. Esto se explica por la situación de pandemia vivida, con restricciones a la vida social que limitan la demanda de los consumidores.

En el sector de la producción, los metales no ferrosos han aumentado un 6,9%, el precio de los cereales ha subido un 25,7%, las semillas oleaginosas han aumentado un 19,5% y la carne de vacuno un 10,5%. Los frutos secos y los melones cayeron un 1,9%.

Estas cifras se sumarán al debate que hay en las últimas semanas sobre si esta tendencia alcista de la inflación será permanente o transitoria. En este contexto, también se han conocido las cifras de ventas al por menor, que cayeron un 0,7%, excluyendo las cifras de ventas de los automóviles. Se quedan, así, muy lejos de la estimación de aumento del 0,2%.

Pese a todo, y en comparación con el 2020, las ventas siguen creciendo. Uno de los sectores en los que más se ha notado esta subida es en el textil y de accesorios, con un 200,3%, mientras que los servicios de comida y locales de copas lo han hecho un 70,6% y las tiendas de electrónica y electrodomésticos un 91,3%.

EL ANÁLISIS DE LAS CIFRAS

Desde Capital Economics señalan al referirse al PPI que "el desajuste en curso entre la oferta y la demanda continúa alimentando las presiones sobre los precios, mientras que la influencia de los efectos base después del colapso de la primavera pasada probablemente alcanzó su punto máximo el mes pasado".

"Más allá del ruido, los aumentos de precios al productor se desacelerarán a medida que las restricciones de oferta se relajen y se recalibren a la demanda en la segunda mitad de 2021. Con las expectativas de inflación enfriándose y el estímulo fiscal desapareciendo, continuamos compartiendo la opinión de la Fed de que no estamos entrando en un entorno de espiral precios", añaden.

En esta misma línea se expresa Ian Shepherdson, de Pantheon Macroeconomics, que afirma que las cifras de hoy no dicen nada sobre el futuro y espera que la tendencia alcista subyacente en las ventas básicas "resurja el mes que viene, a medida que el arrastre del fin de los pagos de estímulo se desvanezca y la reapertura continuada persuada a la gente a empezar a gastar parte de su enorme pila de ahorros acumulados".

Noticias relacionadas

contador