Italia vota la moción de Salvini a Conte y la crisis amenaza con golpear a toda Europa

Algunos expertos ven lejos las elecciones y creen que habrá otra solución sobre la mesa

Virginia Mora
Bolsamania | 20 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 14:22
giuseppe-conte

Todas las miradas se dirigen este martes a Roma, donde se celebra el debate de la moción de censura presentada por Matteo Salvini contra el primer ministro Giuseppe Conte, que supuso la ruptura del Gobierno de coalición que formaban la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas (M5S). Las implicaciones para Europa, ocurra lo que ocurra, no se le escapan a nadie, y por eso la atención inversora se centra en Italia, que vuelve a ser uno de los elementos que podrían tensionar al mercado.

Esta es una semana crucial para el devenir del país y del resto de Europa. Y es que el resultado de la votación en el Parlamento italiano tendrá enormes implicaciones para el Viejo Continente. Como dicen los expertos de Barclays, podemos estar ante "una de las crisis gubernamentales más impredecibles de la historia moderna de Italia", por la diversidad de escenarios que se pueden dar si Conte es finalmente derrotado. Por su parte, desde DWS apuntan que para muchos inversores "la inestabilidad política en el sur de la Eurozona puede evocar una sensación de déjà vu". Aunque una cosa está clara: las elecciones, que de celebrarse se llevarían a cabo a finales de octubre o principios de noviembre, no son la única salida si el primer ministro no logra la confianza del Parlamento.

De hecho, muchos analistas apuntan ya que la probabilidad de que se celebren nuevos comicios ha disminuido "drásticamente" en los últimos días, por lo que la solución al último drama italiano podría ser bien distinta. Por ejemplo, desde Barclays opinan que los "escenarios alternativos" que se plantean (la formación de una gran coalición, el nombramiento de un gobierno provisional o una reorganización dentro de la actual coalición del M5S-Liga Norte) tienen más posibilidades que la cita en las urnas.

Consideran que el escenario de gran coalición, y en menor medida el del gobierno provisional, podrían ser los resultados "más favorables para el mercado", mientras que las nuevas elecciones o la reorganización del actual gobierno de coalición "afectaría negativamente al sentimiento del mercado", sobre todo por los problemas que se vienen arrastrando. Aunque los analistas del banco británico señalan que, sea como sea, la incertidumbre "no debería durar mucho tiempo" ya que el presidente de la República Italiana, Sergio Matarella, tomará la iniciativa una vez que se desencadene oficialmente la crisis gubernamental tras la moción de censura con una idea en mente, y es que sea quien sea quien esté al frente del gobierno, tendrá que negociar y aprobar el Presupuesto para 2020.

Si los diputados de la Liga Norte no rectifican y retiran su moción, hay muchas posibilidades de que Conte sea derrocado. Sin embargo, también hay voces que apuntan ya que a Salvini podría salirle mal la jugada, que ha realizado en un intento por forzar las elecciones para aprovechar el tirón de la Liga en las encuestas (le dan casi un 40% de los votos, frente a un M5S cada vez más de capa caída).

Y es que en los últimos días el Partido Demócrata (PD), el principal partido de la oposición, ha dado a entender que podría aliarse con el M5S de Luigi di Maio para bloquear a Salvini y los suyos. Los demócratas han asegurado que deberían apoyar la lucha del Movimiento 5 Estrellas contra los esfuerzos del viceprimer ministro y titular de la cartera de Interior para expulsar a Conte del Gobierno.

Es más, puede que el foco que Salvini ha puesto en la cuestión de la inmigración le reste votos, ya que la economía es mucho más importante para los italianos a la hora de votar. Quizá por ello desde la Liga han adelantado cómo pretenden acometer las medidas prometidas, como la de la rebaja de impuestos. La respuesta, que ya ha puesto nerviosa a Bruselas, es contundente: aumentando el déficit.

LAS ELECCIONES, NO TAN ATERRADORAS

Pero, ¿y si al final hay elecciones? Los analistas de Phanteon Macroeconomics defienden que, si este es el escenario final, los nuevos comicios "no serán tan aterradores como piensan los mercados", ya que podrían servir para nivelar las fuerzas de los partidos italianos y su representación en el Parlamento. "Nuestra apuesta es que las nuevas elecciones serían más ferozmente disputadas que lo que implican las encuestas, con el PD como la sorpresa más probable", destacan estos expertos.

No obstante, también recuerdan que aunque muchos miembros del Partido Demócrata "están deseosos de luchar en las urnas", también tienen un incentivo para esperar, al menos un poco, para que "el aumento de votos al PD que reflejan las encuestas se acumule aún más", con la esperanza, además, de que "el apoyo a la Liga Norte disminuya".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión