Italia aprueba sus Presupuestos y crea una 'lotería' para luchar contra el fraude

Bajará el IRPF a las clases medias y creará una 'tasa Google' para recaudar 600 millones

Bolsamanía
Bolsamania | 16 oct, 2019 13:54 - Actualizado: 16:10
sergio mattarella italia

El Gobierno italiano, formado por el Movimiento 5 Estrellas y Partido Demócrata, ha aprobado los Presupuestos para 2020, en los que contempla una bajada del IRPF a las clases medias y la creación de una 'tasa Google' con la que espera recaudar hasta 600 millones. Además, pone énfasis en la lucha contra el fraude fiscal con el impulso de varias medidas, entre ellas una 'lotería' para acabar con los trabajos en negro.

El paquete de medidas, que será remitido a Bruselas para su examen por parte de la Comisión Europea, puede suscitar nuevas tiranteces con el bloque comunitario, dado que mantiene el déficit sin cambios en el 2,2% por tercer año consecutivo. "Es un presupuesto expansivo, estamos satisfechos", ha dicho el primer ministro, Giuseppe Conte, según recoge Reuters. Y eso que los partidos de la coalición han tenido dificultades para llegar a un acuerdo sobre muchas de las medidas a adoptar.

Destaca en el Presupuesto la bajada del impuesto sobre la renta para los trabajadores de ingresos medios, que se ha cifrado en unos 3.000 millones de euros, y también se ha eliminado la subida del IVA de 23.000 millones de euros que iba a entrar en vigor en enero, y que el Gobierno ha decidido eliminar ante los temores de que empujase aún más a la economía hacia la recesión.

Estas medidas harán que entre menos dinero en las arcas del Estado italiano, aunque el Gobierno intentará suplir esa falta de ingresos con una serie de iniciativas. Sobre todo con las ideadas para luchar contra el fraude y la evasión de impuestos. Y es que, según estimaciones del Tesoro, la evasión fiscal le cuesta al año a Italia unos 109.000 millones de euros.

El objetivo del Gobierno al fomentar la lucha contra el fraude es fomentar el uso de tarjetas de crédito y débito, lo que facilitará el seguimiento del dinero, evitando así transacciones opacas en efectivo. De hecho, el plan inicial con estas medidas era el de recaudar 7.000 millones de euros, pero el ministro de Economía, Roberto Gualtieri, ha dicho que era cifra se ha reducido a 3.000 millones.

Entra las medidas contra el fraude destacan la introducción de sanciones de hasta 2.000 euros para los minoristas y proveedores que no acepten tarjetas. Asimismo, baja hasta los 2.000 euros (desde los 3.000 anteriores) el umbral por encima del que es ilegal realizar transacciones en efectivo, aunque se espera que esa cifra baje hasta los 1.000 euros a partir de 2022.

Además, el Gobierno italiano se ha sacado otro as de la manga, y para animar a los ciudadanos a pedir facturas se lanzará una 'lotería' en la que participarán todos aquellos que tengan recibos, de forma que el ganador, identificado con un número, recibirá un premio en efectivo libre de impuestos. Esta medida, conocida como 'lotería de recibos', ya ha sido adoptada en otros países europeos como Portugal, Eslovaquia y Malta.

NO ESPERA A LA TASA GOOGLE DE LA OCDE

Italia ha decidido, asimismo, no esperar a la 'tasa Google' conjunta que ha planteado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y en sus presupuestos recoge la creación de una 'web-tax' sobre las empresas digitales para recaudar alrededor de 600 millones de euros al año. El impuesto se aplicará a las compañías con ingresos globales anuales de al menos 759 millones de euros y unos servicios digitales que superen los 5,5 millones en Italia. Deberán abonar un impuesto del 3% sobre las transacciones por Internet realizadas en el país.

Esta medida podría provocar amenazas de represalias por parte de Washington, ya que este impuesto gravará especialmente a gigantes tecnológicos estadounidenses como Google, Facebook o Amazon. De hecho, la administración Trump ha dicho en repetidas ocasiones que este tipo de gravámenes se dirige "injustamente" contra empresas estadounindenses. No se descarta que el presidente Donald Trump pueda poner el tema sobre la mesa en su reunión con el presidente italiano Sergio Mattarella en Washington este mismo miércoles.

El Presupuesto debe ser presentado al Parlamento antes del 20 de octubre y aprobado en ambas Cámaras a finales de este año. Aunque queda por ver si será aprobado por la Comisión Europea porque además de mantener el déficit en el 2,2%, el Gobierno prevé el déficit estructural -que elimina los efectos de las fluctuaciones del crecimiento económico- aumente en 0,1 puntos porcentuales del PIB el próximo año, invirtiendo así el compromiso contraído en julio de reducirlo en 0,6 puntos.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión