¿Es por fin el momento de los fondos cotizados del bitcoin? Wall Street vuelve a la carga

Hay un 20% de posibilidades de que la SEC dé un veredicto favorable en los próximos dos meses, según un gestor de fondos

  • Si no lo aprueba antes de agosto, 2019 será el año de los ETF vinculado a criptodivisas
Noemí Jansana
Bolsamania | 18 jun, 2018 06:00 - Actualizado: 11:54
bitcoin 20180424065438

El primer fondo cotizado (ETF) respaldado por criptodivisas verá la luz en los próximos meses. Así de confiado se muestra el gestor de fondos John Hyland, responsable de Bitwise Asset Management, una de las firmas que ha vuelto a llamar a la puerta de la Securities and Exchange Comission (SEC) estadounidense para que el regulador por fin dé luz verde al primer producto de este tipo en Wall Street.

Hyland no es el único que reanuda sus esfuerzos para que la CNMV de EEUU apruebe un fondo cotizado basado en el bitcoin. Sobre la mesa del supervisor de los mercados se vuelven a apilar las peticiones en un momento en que su veredicto podría ser favorable, a diferencia de 2017 e inicios de 2018, cuando varias firmas se dieron de bruces contra el muro regulatorio que impuso la SEC.

La iniciativa de Bitwise no es la única. Van Eck Associates y SolidX Partners presentaron el 6 de junio una solicitud para su vehículo vinculado a la creación de Satoshi Nakamoto y se espera que los vientos a favor que soplan ahora animen a otras firmas que lo han intentado anteriormente, como es el caso de los gemelos Cameron y Tyler Winklevoss, propietarios de la casa de cambio Gemini.

¿A LA TERCERA VA LA VENCIDA?

Tanto Van Eck Associates como SolidX Partners han toreado antes en esta plaza. En concreto, en marzo de 2017, la SEC rechazó definitivamente la propuesta presentada en julio de 2016 por la segunda de ellas para registrar en la bolsa de Nueva York el fondo SolidX Bitcoin Trust. La mala noticia para la empresa especializada en el blockchain coincidió en el tiempo con la negativa a los Winklevoss para su vehículo de inversión.

En enero de 2018 volvieron a intentarlo y hasta una docena de firmas se vieron obligadas a retirar sus propuestas de ETFs apoyados en criptomonedas, a petición del regulador. SolidX y VanEck se encontraban entre las compañías ‘repetidoras’ alentadas por los futuros del bitcoin que en diciembre de 2017 vieron la luz de la mano de Chicago Mercantile Exchange (CME) y el Chicago Board Options Exchange (CBOE).

En aquel momento, los promotores de esas ideas estimaron que la SEC podría aprobar fondos vinculados a instrumentos financieros negociados en grandes bolsas de productos derivados. Pero esas expectativas se agriaron cuando los reguladores manifestaron su preocupación por la alta volatilidad y la falta de profundidad de un mercado completamente en ‘pañales’, y porque los precios y el comercio se basaban en plataformas escasamente reguladas.

Hay un 20% de posibilidades de que el primer ETF sobre el bitcoin vea la luz antes de agosto

LOS NUEVOS FONDOS CUMPLEN CON LAS NORMAS DE LA SEC

En seis meses la legislación sobre los activos de cifrado ha avanzado enormemente, por este motivo, Hyland ha asegurado, en declaraciones a varios medios, que hay un 20% de posibilidades de que el primer ETF sobre el bitcoin vea la luz antes de agosto. De no producirse ahora, el gestor de Bitwise cree que la decisión llegará a inicios de 2019, a mucho tardar, y eleva al 60% las posibilidades de que sea positiva.

“El entorno es cada vez más favorable para que por fin llegue el primer fondo de este tipo, este año se ha visto un auténtico movimiento en Wall Street alrededor de las criptodivisas que atraen a más y más inversores institucionales”, explica Alberto Muñoz Cabanes, profesor de la UNED. Para el también fundador de X-Trader.net, en pocos meses “se ha cambiado el chip y ha pasado a considerarse el bitcoin como un subyacente que debe someterse a una regulación”.

Además, las firmas que ahora vuelven a hacer cola ante la SEC juegan con las reglas que el regulador impuso para los vehículos de este tipo cuando estableció una serie de condiciones específicas sobre liquidez, seguridad y valoración de activos para comenzar a considerar las peticiones.

Para empezar, todos los fondos que ahora esperan el veredicto del guardián de los mercados de EEUU cuentan con un respaldo físico, es decir que tendrán bitcoins en custodia y estarán asegurados ante posibles robos o pérdidas. Además, el fideicomiso Bitcoin VanEck SolidX ha basado su precio en un índice que rastrea el comercio extrabursátil por parte de instituciones con sede en el país y reguladas por la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos. MVIS, una subsidiaria de VanEck, con sede en Nueva York, compilará el índice y publicará actualizaciones de precios a lo largo del día.

Por último, el Bitcoin VanEck SolidX afronta las preocupaciones de los supervisores estadounidenses sobre que el operador minorista tenga acceso a un producto de elevada volatilidad. Si se aprueba, el precio por acción será de 25 bitcoins, lo que equivale a unos 160.000 dólares (cambio del 13 de junio) para apuntar a inversores institucionales. Un hecho que supondrá un cambio desde el enfoque de la industria de los fondos cotizados que tradicionalmente ha estado orientada a los inversores individuales.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión