El euro desoye el aviso del BCE de que se ha malinterpretado a Draghi y alcanza máximos de casi 14 meses

El dólar cede terreno ante la ibra y el euro frente al giro en la política monetaria que insinúan el BCE y el BoE

El índice del dólar se desploma hasta mínimos de casi nueve meses

  • El euro/dólar, a punto para el objetivo de los 1,1500 dólares
Noemí Jansana
Bolsamania | 29 jun, 2017 09:31 - Actualizado: 18:16
money euros cash

Y los bancos centrales se vistieron de 'halcón'. Las caras visibles del Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés), Mario Draghi y Mark Carney, han mandado un mensaje claro a los inversores desde el simposio organizado por el supervisor europeo en Sintra (Portugal) y es que el fin del dinero gratis está cerca. La reacción en el mercado de las divisas sigue siendo de impulso alcista del euro, que ha ampliado sus máximos anuales alcanzados el miércoles, hasta un nuevo hito de casi 14 meses y la libra se ha catapultado también a máximos de un mes.

La ‘moneda única' ha extendido el rally iniciado en la sesión del martes y acumula una subida de un 2,2% desde la apertura del 27 de junio, por debajo de los 1,1200 dólares, hasta el cambio de 1,1433 dólares alcanzados este jueves, su mejor registro desde el 11 de mayo de 2016. Y se ha mantenido durante toda la sesión europea por encima de los 1,1400 dólares, al cierre se sitúa en los 1,1422 dólares con un alza del 0,4%.

La moneda británica, por su parte, se negocia en las inmediaciones de los 1,3000 dólares, con un alza del 0,4%, su mejor cambio en más de un mes. En el duelo de fuerzas entre las dos monedas en el euro/libra, la divisa comunitaria ha perdido la partida y se aleja de los máximos de siete meses alcanzados el miércoles, para regresar a la franja de las 0,8796 libras, una caída de un 0,05% respecto a su mejor marca de este 2017 alcanzada hace apenas 24 horas.

El dólar, por su parte, ha notado el apetito de los inversores por sus rivales y el índice que mide su desempeño contra una cesta de seis monedas ha caído hasta niveles no vistos desde el pasado 3 de octubre, en los 95,450 puntos.

La reacción de la divisa comunitaria a las palabras de Draghi ha sido claramente desorbitada

El rally se inició en el euro el martes, después de que Draghi dijera que para que las políticas económicas sigan siendo efectivas en la Eurozona, dada la mejora de la economía, se deberá proceder a un ajuste de las mismas, dejando a la libre interpretación de los inversores si se refería a incrementos de tasas o retirada del programa de compras del supervisor europeo. Carney fue menos opaco y señaló que la subida de tipos de interés por parte del BoE es una necesidad dado que la economía británica opera a plena capacidad.

¿REACCIÓN EXAGERADA?

La reacción de la divisa comunitaria a las palabras de Draghi ha sido claramente desorbitada y el mismo banco central trató de dejar claro que no esperaban que el mercado interpretara de una forma tan alcista la apreciación del banquero central acerca de la fortaleza de la economía. Aún así, las quejas de varias fuentes del supervisor económico, recogidas por Reuters, de poco sirvieron para enfriar el ánimo de los operadores. El euro/dólar sucumbió momentáneamente por debajo de los 1,1300 dólares, para dejarse llevar de nuevo por las compras y poner rumbo al objetivo de los 1,1500 dólares.

“A nuestro juicio, la respuesta del mercado evidencia que por más que el BCE pueda tratar de volver taponar la botella, ya ha dejado escapar el espíritu de la salida de su política ultra-expansiva y ahora, cualquier intento de dar marcha atrás tendrá poca repercusión”, señalan analistas de Danske Bank. “De hecho el banco central ha desatado la discusión de la normalización monetaria, lo que indica que el euro sólo puede seguir subiendo, debido a un incremento de la confianza de los inversores derivada de la mejora de la situación económica y la eliminación del riesgo político”, explican los expertos de la entidad danesa y “debido también a que el euro/dólar lleva mucho tiempo infravalorado”, añaden.

Los gráficos cuentan la misma historia. “El euro/dólar perforó este martes la importante resistencia que presentaba en los máximos de noviembre, los 1,1300 dólares. Ahora soporte. Y si atendemos al gráfico semanal de largo plazo podemos apreciar cómo el cruce está encajado dentro de un movimiento lateral-bajista desde comienzos de 2015 hasta hoy”, explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía. “Movimiento cuya parte superior, por definición resistencia, pasa en este momento por la zona de los aproximadamente 1,1500 dólares”, comenta el experto.

“Los comentarios de Draghi pretendían mandar una señal de confianza en la recuperación económica y no ser un llamamiento inmediato para retirar el estímulo”, aclara Hussein Sayed, analista de FXTM. “Sin embargo, en el mercado de bonos las ventas se han incrementado al mismo ritmo que las compras en el euro”, indica el experto. Del mismo modo, las observaciones de Carney enviaron a la libra a 1.2972, recuperando todas las pérdidas que se derivaron del fracaso de Theresa May para conseguir una mayoría parlamentaria en las elecciones del junio.

"Creo que en el futuro, los banqueros centrales serán más cuidadosos y cautelosos al transmitir mensajes similares. En otras palabras, deben ser poco atractivos para no perturbar los mercados financieros", concluye el experto.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión