• Se basa en un registro de todas las transacciones digitales en una base de datos gigante compartida por todos los participantes del mercado
  • El Banco de Inglaterra estima que la implantación de esta tecnología puede impulsar el PIB de Reino Unido hasta un 3% anual
cadena blockchain

Durante la última década, la tecnología de la información ha contribuido significativamente a la evolución de los mercados financieros, revolucionando el modo en el que las instituciones financieras interactúan entre ellas. Ahora, el cambio toma otra dirección con la irrupción de tecnologías como el blockchain (cadena de bloques).

Conocida por muchos como la tecnología que sustenta la moneda digital Bitcoin, el blockchain se basa en un registro de todas las transacciones digitales en una base de datos gigante compartida por todos los participantes del mercado. Las ventajas de este sistema son tres: eliminación de los gastos de intermediación, imposibilidad de alterar el registro y contratos simples.

Este sistema funciona como un gran archivo de excel compartido en la red y en el ordenador de cada participante. Gracias a este funcionamiento, cualquier usuario puede añadir nuevos registros, pero no borrarlos. Así, el colectivo se encargará de proteger los datos, alertando sobre posibles fallos de concordancia en el documento.

En una reciente encuesta realizada por el World Economic Forum (WEF), la mayor parte de los expertos y ejecutivos de tecnologías de la información y la comunicación esperan que al menos el 10% del PIB esté empleado en plataformas blockchain para 2025. Además, aunque el WEF no espera que la explosión de esta tecnología sea hasta 2027, los expertos de KMPG señalan que el avance del blockchain ocurrirá mucho más rápido de lo que se espera.

En el panorama Fintech, la start-up neoyorkina R3CEV ha anunciado que está trabajando con 40 bancos para investigar y experimentar con el objetivo de crear una nueva industria global blockchain. Por otro lado, Visa Europa, Westpac, el Commonwealth Bank of Australia, RBS y otros bancos británicos están trabajando también en desarrollar esta tecnología. De hecho, Citigroup señala haber desarrollado tres sistemas de bloques y su propia moneda virtual, el ‘Citicoin’, para probar la tecnología.

EL BITCOIN ES EL ‘CONEJILLO DE INDIAS’

La divisa virtual Bitcoin, creada en 2008, ha servido durante los últimos años para poner a prueba esta tecnología, experimentando en varias ocasiones problemas de seguridad que han puesto a prueba su funcionamiento.

A pesar de los problemas, el bitcoin ha conseguido rehacerse y seguir sumando adeptos que apuestan por esta divisa virtual como el futuro de la economía mundial. En último dato muestra una capitalización en el mercado de casi 14 mil millones de dólares y cotiza por encima de los 900 dólares por bitcoin, su nivel más alto desde las fuertes subidas de 2013.

LOS BANCOS CENTRALES YA HAN PUESTO EN MARCHA LA MAQUINARIA

La Reserva Federal de Nueva York y la Reserva Federal de Chicago, tras realizar entrevistas con aproximadamente 30 sectores clave de la industria, incluidas las infraestructuras de mercado, las instituciones financieras y otras agencias gubernamentales, declaró en un documento recientemente publicado que "el uso actual de los bancos para realizar pagos podría quedar obsoleto". ¿La causa? El uso de tecnología blockchain.

De hecho, la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), encargada de proponer normas y regular el mercado de valores estadounidense, se ha posicionado claramente a favor de que las empresas comiencen a implementar la tecnología blockchain.

El Banco de Inglaterra ha realizado un estudio en el que analiza el posible impacto de implantar un sistema de moneda digital para los bancos centrales, con un valor de emisión en torno al 30% del PIB respaldado por bonos, podría elevar el crecimiento hasta un 3% anual de forma permanente. “Debido a las reducciones de los tipos de interés reales y los costes de trasacción, la implantación de un sistema de moneda digital como instrumento de política monetaria podría ayudar a estabilizar los ciclos económicos”, señalan desde el banco central.

Y aún hay más pruebas de hasta qué punto interesa y preocupa a varias de las principales instituciones monetaria del planeta. El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón anunciaron hace unos días que han iniciado una vía de investigación sobre el uso potencial de la tecnología blockchain en la infraestructura del mercado. Esta noticia coincide con el lanzamiento de Target2-Securities (T2S)por parte del BCE, que consiste en una nueva plataforma para desarrollar la infraestructura de servicios de mercado del Eurosistema.

MÁS ALLÁ DE LAS FINANZAS

Además del sector financiero, esta tecnología se está abriendo paso en diferentes sectores, y ya se investiga cómo implantarla en nuevas áreas. Una de ellas es la música. Al eliminar al intermediario, esta tecnología permite a los usuarios pagar directamente a los artistas, ahorrando en costes también gracias a la simplificación de los contratos que ofrece.

La educación es otra de las áreas que ya está experimentado con el blockchain. De hecho, la Holberton School en California ya lo utiliza para hacer el seguimiento de las notas de los alumnos y sus logros.

En sanidad sirve para hacer un seguimiento del historial médico de los pacientes, mientras que en el plano gubernamental, se podría generar un sistema totalmente transparente de votación en el que cada ciudadano podría tener acceso a los datos históricos.

El mundo está cambiando por momentos. Y el resultado de semejante revolución todavía es incierto. Pero una cosa sí está clara: pase lo que pase, blockchain formará parte de ese futuro.

Noticias relacionadas