El Banco de España alerta: la litigiosidad de la banca es alta y puede crecer con el IRPH

Insta a los bancos a mejorar su reputación a través de mejores prácticas

Reitera que la ley hipotecaria hará más caros los préstamos

Elena Lozano
Bolsamania | 07 may, 2019 18:36
banco de espana

El Banco de España cree que la litigiosidad en la banca se ha incrementado “significativamente” durante los últimos años, debido especialmente a los procesos judiciales abiertos contra las entidades por temas hipotecarios, como las cláusulas suelo, los gastos hipotecarios o el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. La factura de esta litigiosidad, que ya es alta, podrá aumentar en los próximos seis meses dependiendo de la decisión que tome el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en relación con el IRPH, según advierte el supervisor.

El alto tribunal de la UE debe pronunciarse este año sobre una cuestión prejudicial planteada por un juzgado español sobre la utilización del IRPH como referencia en los préstamos hipotecarios. Aunque las entidades ya no referencian sus hipotecas a este índice y lo hacen al Euríbor en su mayoría, tienen vivas hipotecas que sí lo utilizaron.

Así, el pronunciamiento del TJUE podría conllevar un aumento de las demandas contra los bancos, lo cual “exige de estas entidades una apropiada medición del posible impacto contingente y medidas de gestión y prevención adecuadas”, advierte el Banco de España en su último Informe de Estabilidad Financiera. De esta forma, el Banco de España insta a las entidades a ir sopesando en qué medida les afectaría una sentencia en contra del uso de este índice.

Los bancos españoles tienen múltiples procesos abiertos en los juzgados. La incorporación de cláusulas suelo abusivas o poco transparentes ha sido el origen de gran parte de la litigiosidad que salpica a las entidades en los últimos años, que llevó incluso a la creación de tribunales especializados en ello y a la publicación de un real decreto por parte del Gobierno para crear un mecanismo extrajudicial que aliviara la carga procesal de los tribunales.

Las hipotecas multidivisa, las preferentes, los gastos hipotecarios o el coste del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados son otros de los temas que hacen crecer la litigiosidad de la banca, pero también son fuente de pleitos otros más concretos, como la salida a bolsa de Bankia (en juicio actualmente), el caso Popular o el presunto espionaje a empresarios y autoridades por parte de BBVA a través de José Manuel Villarejo, ambos en fase de instrucción.

MEJORAR LA REPUTACIÓN

Por otra parte, el Banco de España no es ajeno a la pérdida de reputación que afronta el sector financiero en España y en su informe anima a las entidades a reforzar este aspecto, “esencial para el negocio bancario”, ofreciendo mejores prácticas a sus clientes.

“Las entidades deben esforzarse en revertir [la pérdida de reputación] proporcionando a sus clientes los productos financieros adecuados a sus necesidades y capacidades, así como suministrando la información relevante de manera clara y transparente” es el recado que deja el supervisor bancario a las entidades, cuyos altos ejecutivos lamentan habitualmente la pérdida de reputación del sector.

El rescate financiero y sus dudas sobre la baja recuperabilidad de lo aportado por el Estado o las malas prácticas cometidas por algunas entidades en la concesión de préstamos o en la venta de determinados productos han sido algunos de los elementos causantes de la mala imagen de la banca, una situación que el Banco de España anima a revertir. De hecho, el supervisor apunta a “la manifestación del riesgo legal” como el principal elemento de la pérdida de reputación del sector, pero no solamente en España, sino también en otros países.

LEY HIPOTECARIA

Para el Banco de España, la nueva ley hipotecaria coadyuvará a que se reduzca la litigiosidad relacionada con los préstamos a la vivienda, si bien cree que endurecerá las condiciones de concesión de este tipo de crédito.

“Desde el punto de vista de los prestatarios, la nueva regulación aumenta su protección, aunque podría también implicar un cierto endurecimiento de las condiciones aplicadas, especialmente en el caso de los segmentos con un mayor perfil de riesgo”, indica en el informe el supervisor, que ya advirtió de esta circunstancia en un documento publicado el pasado mes de marzo.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión