euro 20220525061621
1,0555$
  • -0,0002$
  • -0,01%

Mucho hay en juego en la reunión del Banco Central Europeo (BCE) de este jueves. Se espera que el regulador monetario deje clara la senda de la normalización y la secuencia del fin de las compras y las subidas de tipos con el objetivo de combatir una inflación desbocada. Sin embargo, los analistas consideran que, como es habitual, serán las palabras de la presidenta del organismo, Christine Lagarde, las que determinarán la dirección del euro. Si el banco central es ambiguo en la magnitud de cada subida, el mercado buscará orientación en la rueda de prensa posterior a la reunión y depende de lo que se diga, el euro podría buscar los 1,08 dólares y situarse en máximos de prácticamente dos meses. Se cambia de manos alrededor de 1,0730 dólares.

“Los mercados dan por hecho un movimiento de 25 puntos básicos en el tipo de depósito el próximo mes, con una probabilidad aproximada de una subida del 0,5% de uno entre tres. “Si Lagarde mantiene abierta la posibilidad de esto último, podríamos ver un apoyo al euro, ya que los mercados aumentarán sus expectativas de subidas en toda la curva. Por el contrario, un enfoque más cauto en materia de tipos, que tal vez suscite nuevas preocupaciones sobre las perspectivas de crecimiento y los riesgos de recesión, se consideraría bajista para la moneda común”, comentan los expertos de Ebury.

“En última instancia, creemos que el BCE tiene margen para superar las expectativas del mercado este año, lo que nos parece positivo para el euro”, agregan. “No obstante, este margen se ha reducido en las últimas semanas, ya que los swaps prevén subidas de alrededor de 130 puntos básicos a finales de año (frente a los 50 de principios de abril)”.

“El euro/dólar podría resurgir por encima de 1,08 si se considera que las observaciones de Lagarde son una muestra de conformidad con sus colegas más ‘halcones’. Esto también supone que el BCE siente las bases esta semana para salir de su régimen de tipos de interés negativos de un plumazo el próximo mes de julio. El tipo de depósito se sitúa actualmente en medio punto porcentual negativo. Una subida del BCE esta semana supondría una gran conmoción e impulsaría al euro/dólar más allá de las garras de su media móvil de 50 días y hacia la marca de 1,09 dólares”, indica Han Tan, jefe de análisis de Exinity Group.

Sin embargo espera el experto que “si Lagarde sigue siendo relativamente pesimista e insiste en una subida ordinaria de 25 puntos porcentuales el mes que viene, se espera que el euro siga languideciendo contra el dólar en la tendencia a la baja que ha persistido durante los últimos 12 meses". “Los mercados monetarios ya han descontado 75 puntos básicos de subida de tipos para septiembre”, sentencia.

Noticias relacionadas

contador