8.775,200
  • 58,000
  • 0,67%

El Ibex 35 ha bajado un 0,46%, hasta 8.966,20 puntos, tras bajar un 2% en la apertura, después de las abultadas caídas de ayer en Wall Street (Dow Jones: -1,99%; S&P: -2,14%; Nasdaq: -2,67%). El miedo provocado por la subida de la inflación -el IPC de EEUU de abril se disparó un 4,2%, su mayor subida desde septiembre de 2008- tiene tensionadas a las bolsas, aunque los mercados del Viejo Continente han conseguido 'salvar los muebles'.

El vicepresidente de la Reserva Federal (Fed), Richard Clarida, se mostró algo sorprendido por la magnitud del salto de las cifras de inflación de ayer, pero insistió en que los movimientos al alza de los precios son de carácter transitorio.

El aumento de los precios refleja la creciente actividad industrial y de consumo tras el parón mundial del año pasado para luchar contra la pandemia de coronavirus. Pero a los inversores les preocupa que este incremento pueda interrumpir la recuperación o incitar a los bancos centrales a retirar los estímulos y subir los tipos.

"No hay duda de que hemos visto grandes ganancias en los precios de las materias primas en los últimos 12 meses. Si observamos un índice de materias primas, concretamente el índice Refinitiv CRB, que ha subido casi un 90% desde los mínimos de abril de 2020, las ganancias parecen espectaculares, pero hay que situarlas en el contexto de un índice que se recupera desde un mínimo de 25 años, y que ha vuelto a alcanzar niveles vistos por última vez en 2015", explican desde CMC Markets en relación con esas subidas en las materias primas, que están contribuyendo a la preocupación por la inflación.

TELEFÓNICA Y REPSOL, PROTAGONISTAS

Dentro del Ibex, han destacado las caídas en Repsol, que ha anunciado la compra del 40% de una empresa renovable en EEUU sin desvelar el importe de la adquisición.

Por su parte, Telefónica ha repuntado un 4% en los primeros compases de la sesión tras anunciar una subida de su beneficio del 118% en el primer trimestre. Sin embargo, el valor ha cerrado en rojo (-0,4%) y ha vuelto a perder los 4 euros que había superado en un primer momento.

Además, hoy han presentado resultados muchas compañías, como Audax, DIA, Técnicas Reunidas (Puede consultar todas las cuentas en el directo de resultados de Bolsamanía).

Al otro lado del Atlántico, se han publicado las peticiones semanales de desempleo, que interesan especialmente después de la decepción del dato de empleo de abril, que se conoció el viernes pasado. Se esperaba una caída hasta 490.000 que finalmente ha sido un poco mayor, hasta 473.000.

PONE A PRUEBA LOS 8.800 PUNTOS

El Ibex logró ayer terminar la jornada por encima de los 9.000 puntos. No obstante, los expertos de Bolsamanía recordaban antes de la apertura que el martes el índice se dejó un hueco bajista y que "podríamos estar ante una corrección más severa".

"Para las próximas jornadas, no descartamos acabar viendo un ataque al nivel de los 8.800 puntos. Sólo veremos una señal de fortaleza con la superación de la resistencia de los 9.149 puntos, máximos anuales", explicaba a primera hora César Nuez, analista de Bolsamanía y responsable de Trader Watch.

El índice español ha caído hasta los 8.800 puntos esta mañana y, de momento, los ha respetado e incluso ha rebotado desde ese nivel de precios. Esto, de cara al corto plazo, es una señal de fortaleza para el selectivo, aunque habrá que esperar al cierre semanal de mañana para calibrar su aspecto técnico.

OTROS MERCADOS: MUSK HUNDE AL BITCOIN

El euro se aprecia un 0,15% y se cambia a 1,2087 dólares. El petróleo cae más de un 2%, hasta los 67,90 dólares el Brent y los 64,60 dólares el West Texas.

El oro y la plata caen hasta los 1.813 dólares el primero y los 26,90 dólares el segundo.

El bitcoin cede por debajo de los 50.000 dólares (48.672 dólares, -10,3%). Los fuertes recortes en la 'cripto' vienen motivados por un tuit del consejero delegado de Tesla, Elon Musk, que ha dicho que la empresa ha decidido ahora no aceptar el bitcoin como método de pago por lo mucho que contamina. El ethereum se deja un 9,7% (3.645 dólares).

La rentabilidad del bono estadounidense a 10 años se sitúa en el 1,695% y la del bono español a 10 años repunta un 6%, hasta el 0,6%.

Noticias relacionadas

contador