sectores inflacion
15.333,471
  • -182,437
  • -1,18%

Wall Street ha seguido vendiendo después de dos jornadas de pérdidas y tras conocer uno de los datos clave de la semana: el IPC de Estados Unidos del mes de abril. El Nasdaq con caídas del 2,67% ha vuelto a liderar los números rojos, aunque el Dow Jones y el S&P 500 no han andado muy lejos y se han dejado un 1,99% y un 2,15% respectivamente. El Dow Jones ha cerrado su peor sesión desde enero.

Los analistas explican la recogida de beneficios de los últimos días por el temor a un repunte de los precios mayor de lo previsto, que finalmente sí se ha confirmado.

En cualquier caso, el Índice de Precios al Consumo (IPC) se ha disparado hasta el 4,2% interanual en abril, en su mayor subida mensual desde septiembre de 2008. Los precios aumentaron mucho más de lo esperado por la reapertura de la economía, lo que alimenta los temores a un período prolongado de mayor inflación.

El consenso esperaba un repunte interanual del IPC general hasta el 3,6% por el efecto base frente al mismo mes de 2020 (en pleno confinamiento mundial), mientras el IPC subyacente, que excluye alimentos y energía, se ha disparado hasta el 3%, muy por encima del 2,3% pronosticado, en su mayor subida mensual desde 1982.

LA VALORACIÓN DE LOS EXPERTOS

Los analistas de Pantheon Macroeconomics comentan que "la Fed no va a entrar en pánico" por estos datos, condicionados en gran parte por la subida de los coches usados, "pero este informe deja bien claro que la subida de los precios por la reapertura es real. Ya no es un pronóstico y se avecinan nuevos aumentos considerables".

Según su valoración, la atención del mercado va a centrarse en "si las expectativas de inflación permanecerán ancladas", tal y como espera la Fed. "Si esto no es así, todo dependerá de lo que suceda con el crecimiento de los salarios", que ya mostraron una subida mayor de lo esperado en abril.

En cualquier caso, los datos publicados hasta el momento aumentan la presión sobre la Fed y le dejan "poco margen de maniobra si quiere mantener su pronóstico de que no habrá subidas de tipos hasta después de 2023". En su opinión, esto "será imposible", por lo que esperan que comience a reducir sus compras de activos "a final de año" y que suba los tipos "a partir del segundo semestre de 2022".

Ben Laidler, estratega de mercados de eToro apunta que los datos publicados impulsarán "las expectativas de un endurecimiento de la política monetaria de la Fed antes de lo previsto, el aumento de los rendimientos de los bonos a largo plazo y la aceleración de la rotación de los inversores, que se alejarán del sector tecnológico de alto rendimiento y se dirigirán hacia los productos cíclicos y de valor. También es probable que veamos una mayor incertidumbre y volatilidad en los mercados, sobre todo después de las ganancias de dos dígitos de la renta variable ya vistas este año".

En este sentido, según publica Bolsamanía, los analistas de Bank of America afirman que los mercados siguen siendo "frágiles y excesivamente dependientes" de la Reserva Federal (Fed), mientras el banco central muestra una "confianza dogmática y sospechosa" en que la inflación no se volverá problemática.

En su opinión, "es probable que los mercados tengan que caminar por la cuerda floja durante el verano, evitando tanto los riesgos de sobrecalentamiento como la posibilidad de que la inmunidad de rebaño siga siendo difícil de alcanzar".

En la agenda económica de los próximos días, el jueves se publicarán los datos de paro semanal; y el viernes atentos a las ventas minoristas de abril y a la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan preliminar de mayo.

Sobre el sector tecnológico, David Kostin, estratega jefe de Goldman Sachs, ha comentado que "con la excepción de Microsoft; Facebook, Amazon, Apple, Microsoft y Alphabet enfrentan una larga lista de batallas legales e investigaciones sobre su poder de mercado y prácticas competitivas que van desde litigios comerciales hasta juicios antimonopolio del Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio".

Además, EEUU sigue trabajando para recuperar el suministro de uno de sus principales oleoductos, que fue atacado el fin de semana por un grupo de piratas informáticos llamado Darkside.

Y por análisis técnico, el Nasdaq ha rebotado al céntimo desde el hueco (soporte) alcista de la sesión del 1 de abril, en los 13.091 puntos. "Mientras siga respetándose el hueco, cabe la posibilidad de que hayamos visto el suelo de la corrección y desde aquí trate de reestructurarse de nuevo al alza con objetivo en los máximos anuales e históricos", señala JM. Rodríguez, analista de Bolsamanía.

El petróleo West Texas sube un 0,5%, hasta 65,60 dólares, mientras el euro se deprecia un 0,13% y se cambia a 1,2131 dólares. Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años se relaja hasta el 1,61% y la onza de oro baja un 0,1%, hasta 1.833 dólares. Por último, el bitcoin sube un 1%, hasta 56.935 dólares.

Noticias relacionadas

contador