general 1 bitcoin

El mercado de las criptomonedas prosigue este miércoles con el rebote iniciado el lunes, cuando los activos digitales se dieron la vuelta después de que el bitcoin tocara un mínimo de seis meses en 33.000 dólares. La moneda criptográfica más operada del mundo se ha estirado por encima de 38.000 dólares, máximos desde el 21 de enero, y ha cotizado en un rango de 2.500 dólares en las últimas 24 horas, con los 35.500 dólares, en números redondos como soporte, según datos de 'CoinMarketCap'.

En las ‘altcoins’ el panorama es similar, con subidas para el ethereum, que trata de consolidar los 2.400 dólares, con máximos por encima de 2.500 dólares tras tocar mínimos desde finales de julio por debajo de 2.200 dólares y para el resto de tokens, que suben cerca de un 10% en 24 horas en el caso de la solana o el dogecoin. Este último se ha beneficiado de un intercambio de comentarios en Twitter entre el fundador de Tesla, Elon Musk, y McDonald’s sobre si la cadena de comida rápida aceptará el 'criptomeme' como moneda de pago. El fundador de la marca de vehículos eléctricos ha señalado que se comerá un ‘Happy Meal’ en televisión si McDonald’s permite compras con el dogecoin. La capitalización total del mercado acaricia los 1,7 billones de dólares.

Pese al optimismo de corto plazo, impulsado por el rebote y por las compras de los inversores y cazadores de gangas, los expertos señalan que el comportamiento del mercado en las próximas horas está en manos enteramente de la decisión de política monetaria de la Reserva Federal de EEUU (Fed). “El apetito por el riesgo en general se está manteniendo. La respuesta del bitcoin dependerá de la respuesta de la Fed”, comenta Craig Erlam, analista de Oanda.

Recuerda este analista que la moneda digital encontró apoyo en una zona que no está lejos del soporte vital de los 30.000 dólares. “Si el apetito por el riesgo vuelve a empeorar, podríamos ver que este área de precios se ve sometida a una fuerte presión”, aventura Erlam. Y añade: “Si puede mantenerse por encima de esta zona a corto plazo, podría ser una señal muy positiva”.

Pero no todo depende de la Fed. Las tensiones entre Rusia y Ucrania también están pesando sobre el bitcoin, ya que un conflicto armado podría afectar las operaciones de minería en la zona. Por ahora, la OTAN y EEUU dan marcha atrás sobre el envío de tropas a la zona, pero los mercados siguen muy preocupados por el impacto potencial “para la energía, la agricultura, los fertilizantes, los tipos de interés y las divisas”, enumeran desde Rabobank, lo que también lastra los activos de riesgo.

Por último, el mercado de los criptoactivos se ve lastrado por la incertidumbre ante las medidas regulatorias que estás adoptando o adoptarán, en breve, varios países. Por un lado, se especula con que EEUU publique un reglamento específico para las plataformas de compraventa de criptodivisas, por otro, Rusia ha amenazado con prohibir las monedas digitales. En general, los inversores recibirán con los brazos abiertos nuevas normas que aclaren qué se puede hacer y qué no en este mercado, explican los expertos, pero si son demasiado restrictivas, pueden provocar un impacto aún más negativo en los precios, concluyen.

Noticias relacionadas

contador