luz bitcoin

La larga consolidación en que parece haber entrado el bitcoin, desde que tocó un mínimo en 33.000 dólares el 24 de enero, tiene a más de un analista despistado. Se trata de un comportamiento que no acaba de encajar con los tradicionales ciclos de mercado de la moneda digital por antonomasia, que han regido las subidas y bajadas desde su nacimiento y que duran aproximadamente unos 4 años, coincidiendo con las reducciones a la mitad de la recompensa a los mineros.

  • 24.058,800$
  • 0,40%

El bitcoin, como activo, "ha demostrado ser altamente cíclico, con súbitos aumentos de precio y derrumbes estrepitosos. En cada una de estas etapas, hay gente que compra, vende, 'holdea' (mantiene), opera y mina dentro de la red", explicaban los expertos de Glassnode en un artículo.

En este contexto, la corrección de más de un 50% de inicios de este año en el valor de la creación de Satoshi Nakamoto envió señales de que la etapa alcista de algo más de un año había llegado a su fin y se abrían las puertas a mayores correcciones. Pero las esperadas caídas de hasta el 70% u 80% que se han visto en períodos anteriores en cuanto empiezan las abultadas correcciones no se han producido, lo que podría significar que el activo criptográfico ha entrado en otra etapa en la que ya no funcionaría la teoría cíclica.

Al menos así lo piensa el afamado analista Willy Woo, quien el pasado octubre publicó una tesis sobre el bitcoin que denomina 'El último ciclo' para explicar sus sospechas de que el bitcoin ya no tendrá un tope claramente definido. Esta tesis sostiene que el precio de la moneda digital solía ser predecible al estar gobernado por la demanda y la oferta en los ciclos de cuatrienios, sin embargo el mercado actual ya no sigue ese camino.

En cambio, es ahora un "paseo impredecible" que tiene influencias mucho más superiores, incluyendo la demanda y la oferta de un ecosistema complejo. Para Woo, el último ciclo estará vigente hasta que la adopción del bitcoin alcance la saturación.

Recientemente, el analista ha señalado indicadores que apoyan la teoría. En un tuit, ha afirmado que hay indicios que avalan su tesis que, de hecho, ya se están produciendo. Explica que el mercado no ha seguido la pauta normal de un ciclo de cuatro años de un año alcista, un año bajista y dos años de recuperación.

En concreto, hace alusión al hecho de que "ha habido tres mercados alcistas y bajistas relativamente cortos desde la caída bajista de 2019" para apoyar su observación.

Su opinión la comparten también otros observadores del mercado. Philip Swift, creador de la plataforma de agregación de datos de criptomonedas LookIntoBitcoin, es del parecer que los ciclos de cuatro años desaparecieron hace tiempo. Para Swift, el bitcoin está preparado para una nueva fase de crecimiento que estará precedida por un ciclo más de sus fases de adopción.

LAS FASES DE LOS CICLOS DEL BITCOIN

Estas teorías se oponen a la corriente principal que sigue apostando por el patrón de comportamiento de la moneda digital que indica que estamos en la fase bajista del ciclo, pero que las caídas más pronunciadas simplemente están por llegar. Según el habitual comportamiento, hemos dejado atrás la fase de acumulación, que "empieza con una caída exagerada de los precios al final de un mercado bajista", explican desde MasterCryptos.

Viene seguida de la tendencia alcista, en la que se supera el máximo histórico anterior. En un momento de esta fase comienza la irracionalidad o movimiento parabólico: "Un período del mercado en el que ya entra gente sin conocimientos con el único objetivo de ganar dinero de la forma más rápida posible y los precios suben desproporcionadamente", describen desde MasterCryptos.

Acto seguido, llega la tendencia bajista, "una fase de alta volatilidad en el que el flujo de nuevos inversores empieza a disminuir y explota la burbuja. Se empiezan a producir caídas de hasta el 50%, mayores que en la tendencia alcista, donde no superan el 40%", prosiguen.

Por último, el pesimismo se apodera de los mercados y las caídas son prolongadas. Por ejemplo, durante 230 días, en el caso de 2014, o 200 días, en 2018. Cuando se toca fondo y arrancan de nuevo las subidas se inicia una nueva fase.

Noticias relacionadas

contador