1588579971 bitcoin halving stormgain1

La incertidumbre de los rebrotes del Covid, la promesa de más estímulos monetarios y fiscales que debilitan el dólar y elevarán la inflación en el futuro inmediato, la escalada de tensiones entre China y EEUU... Todos estos factores han bombeado las notables subidas que los activos refugio han dejado en las recientes sesiones, con el oro y su récord como líder indiscutible, pero que también han impulsado al bitcoin hasta superar su formidable resistencia en 10.500 dólares, hasta un máximo de dos años en 11.200 dólares, un movimiento que promete un 'rally' hasta 15.000 dólares, según el consenso de analistas.

No es la primera vez que la creación de Satoshi Nakamoto rebasa el nivel psicológico de los 10.000 dólares este año, pero esta ocasión algunos expertos aseguran que es diferente a las anteriores. En el primer trimestre de 2020, "la subida se dio por las tensiones políticas y globales y una inminente crisis petrolera", recuerda Diego Guadalupe, analista de AMB Cripto. Incluso los movimientos de 2019, en junio y hacia finales de año, contrastan con el incremento actual de los precios, ya que se debieron a eventos con la emoción por la Libra de Facebook o el espaldarazo chino al bitcoin, refiere este experto.

Sin embargo, en el presente la 'cripto' reina se cotiza "bajo la premisa de una cobertura", explica Guadalupe, en un mercado extremadamente tumultuoso, que ha visto el mayor colapso desde la II Guerra Mundial. Además, se da la circunstancia de que a mediados de mayo se produjo el 'halving', el recorte a la mitad en la recompensa de bloque minado, lo que lleva a una escasez en el bitcoin que, per se, eleva la demanda. Después de cada rebaja de las nuevas unidades que se minan provoca una explosión en los precios pasados unos meses y esta vez no iba a ser diferente, aseguran los analistas.

Sí bien en marzo el precio de bitcoin cayó bruscamente, en línea con las existencias mundiales y otros productos básicos, a medida que la pandemia de coronavirus se extendió por todo el mundo y los países impusieron cierres completos para contenerlo, hubo remontada. Y esta rauda recuperación fue impulsada precisamente por la restricción de oferta y señales alcistas, incluida la acción de gigantes de las inversiones como Paul Tudor Jones, quien reveló que estaba comprando bitcoins como una cobertura potencial contra la inflación que está por venir.

"El volumen negociado real en las distintas casas de bolsa se ha visto incrementado de forma significativa estas últimas semanas. Esto significa que existe cierto fundamento entre alza de precios y entrada de fondos", explica por su parte Javier Molina, portavoz de eToro en España. "Una parte de esos jugadores se entiende son institucionales o profesionales en lo que significa mayor adopción y consistencia en el movimiento", explica. Asimismo, este experto señala que "se ha producido un aumento del interés abierto en los mercados de derivados organizados, tanto el Chicago Mercantile Excahnge (CME) como Bakkt, en sintonía con lo comentado anteriormente".

Otras razones que aduce el analista de eToro para explicar la sostenibilidad del movimiento alcista son que "todo el ecosistema digital está en plena efervescencia". Y también que "el uso de monedas estables o “Stablecoins” más allá de la finalidad actual de su uso, está haciendo despertar ya no solo a empresas fintech que buscan nuevas soluciones, sino a jugadores clásicos como VISA o Paypal que empiezan a ver las ventajas de tener una divisa digital estable, que pueda utilizarse en los sistemas de pago clásicos".

¿Y QUÉ DICE EL ANÁLISIS TÉCNICO?

El análisis técnico indica que, pese al actual momento de sobrecompra, la moneda de cifrado ha pulverizado, con mucho volumen, la importante resistencia de los 10.500 dólares (resistencia que se corresponde con los 10.700 del futuro). "Lo que nos hace creer que el movimiento va en serio, aunque esto no es incompatible con el hecho de que pueda corregir en el corto plazo", indica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía. Los expertos de eToro ubican ahora las siguientes zonas a batir en 11.000 dólares primero y en 11.800 dólares después.

Sin embargo, nada descarta una corrección ya que "los precios se mueven en dientes de sierra y dentro de de cada gran subida hemos de asistir a movimientos contra tendencia (o fases de reacción)", indica Rodríguez. Por lo tanto, "no sería nada extraño que el bitcoin corrigiera en forma de 'throw back' al nuevo soporte, antes resistencia, de los 10.500 dólares", explica.

Otros expertos también indican que, pese a que todo apunta a que el momentum se sostenga tras las alzas del 20% de las últimas jornadas -algunas casas de cambio han registrado un hito en 12.000 dólares-, "2020 seguirá siendo un año de una alta volatilidad, con un cierre a alrededor de 7.000 dólares, con nuevos máximos en 2021", vaticina Gavin Smith, director ejecutivo del consorcio de bitcoin y cripto Panxora. Por ahora, sube un 160% desde los mínimos de marzo.

Noticias relacionadas

contador