bitcoincb259

El mercado de las criptomonedas se ha girado al alza en la parte final de la jornada al ritmo de Wall Street, después del baño de sangre que se ha desencadenado en el bitcoin y los activos digitales desde el pasado viernes, con una caída de casi el 20% para la creación de Satoshi Nakamoto, que acumula una corrección de más del 50% desde su máximo histórico de noviembre de 2021. La moneda criptográfica ha llegado a caer por debajo de 33.000 dólares, su peor cambio desde finales del pasado mes de julio, pero ahora rebota un 5%, hasta cerca de 37.000 dólares.

En el resto de ‘altcoins’ el panorama es similar, con la mayoría de tokens alternativos al bitcoin en verde después de una jornada muy bajista. El ethereum, que acumulana una caída del 30% en los últimos siete días y del 50% desde su máximo histórico, rebota cerca del 2%.

El valor total del mercado ha caído alrededor de medio billón de dólares, hasta 1,53 billones, con algunas llamadas de analistas a comprar en las caídas para embolsarse algunas gangas, mientras otras voces avisan de que la inminente reunión de la Reserva Federal de EEUU (Fed) puede desencadenar más aversión al riesgo y mayores caídas en los valores tecnológicos de Wall Street.

“La Fed está preocupada por la inflación, porque la Casa Blanca también lo está. La Fed lo va a dejar claro, aunque no se mueva este mes”, avisan los expertos de Rabobank. Añaden estos analistas que, ante los augurios de diversas subidas de tipos este año, “no abordarán en absoluto los problemas subyacentes de la cadena de suministro; pero, por lo visto en el pasado, probablemente harán caer casi todo lo demás. Las criptomonedas y el Nasdaq (-12% en lo que va de año) son sólo una advertencia”.

En cuanto al resto de motivos para explicar lo ocurrido, por un lado se destaca el balance de los flujos de las plataformas de compraventa del bitcoin puede ofrecer una mejor instantánea. Entre el 20 de enero y el 21 de enero de 2022, hubo un repunte en las entradas de criptodivisas, lo que sugiere que la gente estaba vendiendo sus activos. Sin embargo, a continuación se produjeron salidas.

Después, el saldo de los flujos de intercambio mostraba de nuevo leves entradas. Sin embargo, vale la pena señalar que las recientes salidas no se acercaron a los niveles vistos alrededor del 11 de enero de 2022. Esto es una señal de que los inversores se mantienen cautelosos.

Datos de Santiment han mostrado previamente que los inversores llamaron a comprar la caída mucho antes del punto de precio más bajo. Ahora, las métricas parecen sugerir que los inversores se están volviendo más prudentes. A pesar de los niveles de miedo extremo en el mercado, no son muchos los que actúan con codicia a la espera de numerosos desarrollos regulatorios que están en ciernes en EEUU y Rusia, tal como señalan los analistas de Rabobank.

TEMORES DE UN ATAQUE RUSO A UCRANIA

A todo lo anterior se une este lunes el temor a un ataque ruso a Ucrania, en medio de las crecientes tensiones diplomáticas entre Rusia, EEUU y Europa, que ha provocado mayores ventas en los activos de mayor riesgo de todo el mundo.

El Departamento de Estado de EEUU anunció el domingo que estaba ordenando a los familiares de los diplomáticos que abandonaran Ucrania, en una de las señales más claras de que los funcionarios estadounidenses se están preparando para un movimiento agresivo de Rusia en la región.

El temor al conflicto hizo que las acciones de todo el mundo se vieran afectadas y que el dólar y el petróleo se fortalecieran.

Noticias relacionadas

contador