ep la consellera delegada de bankinter maria dolores dancausa en la presentacio de resultats del
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa.BANKINTER
4,76€
  • -0,02€
  • -0,50%

Bankinter logró aumentar su beneficio en el ejercicio 2019, pero no gracias a EVO Banco. La entidad, que se integró hace nueve meses en el grupo, registró unas pérdidas de casi 27 millones de euros en el ejercicio 2019, el primero en el que sus cuentas se contabilizaron bajo el paraguas del banco que dirige María Dolores Dancausa. La adquisición de la compañía, en todo caso, permitió al grupo anotarse casi 7,5 millones de euros por los activos fiscales diferidos (DTA) de EVO Banco.

El pasado mes de mayo, Bankinter cerró la compra del negocio bancario de EVO Banco, así como su filial irlandesa Avantcard, que desde el principio quiso mantener como marcas independientes. Dejó fuera del perímetro adquirido a la financiera de la entidad, EVO Finance, que será desmantelada el próximo verano, como adelantó Bolsamanía.

Así, 2019 fue el primer ejercicio en el que EVO Banco iba a aportar al beneficio de Bankinter, pero el resultado terminó el año en negativo.

La entidad perdió casi 27 millones de euros, frente a los 40,9 millones de euros que ganó en 2018, algo que fuentes del banco achacan al proceso de desinversión llevado a cabo por la entidad en sus activos financieros y de negocios no bancarios, que tuvo impacto en su cuenta de resultados.

Este proceso de desinversión se enmarca en el impulso de la entidad por situar su foco estratégico exclusivamente en la actividad de banca minorista, con el objetivo de consolidarse como una referencia en finanzas digitales para particulares, añaden estas fuentes.

En todo caso, la intención de la entidad es crecer de forma intensiva en número de clientes e hipotecas a lo largo de los próximos meses para poder alcanzar resultados positivos, si bien el pasado ejercicio no fue del todo malo para EVO Banco. La entidad absorbida por Bankinter captó 50.000 nuevos clientes y registró nueva producción hipotecaria por unos 85 millones de euros, de acuerdo con las cuentas consolidadas del grupo.

Por otra parte, EVO Banco, cuyo valor teórico contable se sitúa en torno a los 200 millones de euros, cerró 2019 con 4.404 millones de euros en activos y 4.208 millones en pasivos, de acuerdo con las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

ACTIVOS FISCALES DIFERIDOS

Tras la absorción de EVO Banco, Bankinter se anota unos 7,48 millones de euros en activos fiscales diferidos procedentes de la entidad integrada, de los que más o menos la mitad, 3,46 millones de euros, corresponden a bases imponibles negativas.

Esta cantidad, junto con el resto de DTA del grupo, lleva a Bankinter a sumar a nivel de grupo unos 88 millones de euros en activos fiscales monetizables, una cifra ligeramente inferior a la registrada un año antes, en torno a 93 millones de euros. Se trata de un importe acumulado de años anteriores.

Noticias relacionadas

contador