• El PNV también tratará de colocar afines como independientes en el consejo
josé ignacio goirigolzarri

La operación para fusionar BBVA y Bankia con la que el PNV vuelve a presionar al Gobierno que adelantó Bolsamanía el miércoles pasa inexcusablemente porque José Ignacio Goirigolzarri sea el presidente de la entidad conjunta. ¿Cómo hacerlo si es el de la entidad más pequeña y absorbida? La solución es plantear una copresidencia temporal y, cuando Carlos Torres sea imputado -si se cumple el pronóstico generalizado-, se quedaría como único número uno. Asimismo, el PNV pretende fortalecer su poder mediante consejeros independientes.

  • 1,08€
  • 0,05%
  • 3,17€
  • -0,19%

Fuentes al tanto del diseño de la operación que están discutiendo las partes involucradas explican que la fórmula consistiría en pactar una copresidencia temporal -en principio, de dos años- entre Torres y Goirigolzarri. E incluir el compromiso de que, al cabo de ese período transitorio, Torres quedará como presidente único al provenir de la entidad más grande.

Ahora bien, en medio de esos dos años casi todo el mundo financiero da por seguro que Torres será imputado por el 'caso Villarejo', aunque finalmente no sea condenado. Las declaraciones de Francisco González en noviembre en que implicaba a Torres en las relaciones del jefe de seguridad, Julio Corrochano, con el excomisario y la citación de los peritos de PwC en la Audiencia el próximo día 22 contribuyen a estrechar el cerco sobre Torres.

"Cuando se produzca la imputación, Torres tendrá que dejar la presidencia por incumplir los criterios de idoneidad que impone el BCE, y será cuando Goirigolzarri la asuma en solitario, con lo que se completará la jugada del PNV", según una de las fuentes. "Probablemente se adopte un subterfugio de que lo hace de forma temporal con una fecha fijada para su jubilación, pero eso luego siempre se puede modificar", añade.

De esta forma, se repetiría la jugada por la que Francisco González asumió la presidencia única de BBVA en 2002, cuando el escándalo de las cuentas de Jersey forzó a Emilio Ybarra a dimitir como copresidente de la entidad surgida de la fusión de BBV y Argentaria. La fórmula de la copresidencia también fue utilizada en la fusión del Santander y el BCH, en ese caso entre Emilio Botín y José María Amusátegui. Y, al igual que podría suceder ahora, este sistema fue temporal y terminó con la salida del segundo en 2001 (con una indemnización de 43,8 millones de euros) para dejar a Botín como único número uno.

EL PNV QUIERE COPAR LOS CONSEJEROS INDEPENDIENTES

Esta maniobra para que Goirigolzarri acceda a la presidencia exige que la fusión se anuncie antes de que se produzca la eventual imputación de Torres. Un elemento más para las prisas del PNV, que ha redoblado la presión sobre Pedro Sánchez para cerrar la fusión en las negociaciones de presupuestos porque teme que la coalición del PSOE con Unidas Podemos salte por los aires en otoño por las exigencias de reformas que imponga la UE para conceder el rescate a España.

Como también informaba Bolsamanía, el PNV pretende ejercer una influencia en la gestión de su antiguo banco de referencia muy superior a la que corresponde a la participación accionarial de las familias de Neguri, de la misma forma que la ejerce en Iberdrola... o en el Gobierno español. Para lograrlo, aparte de la presidencia de Goirigolzarri, la vía será ir reemplazando a los consejeros independientes cuyo mandato venza con otros 'afines', según fuentes cercanas a Ajuria Enea.

"No serán de las familias con intereses en el banco porque no podrían ser independientes, pero sí otros industriales y empresarios del País Vasco que también veranean en Las Arenas", según una de estas fuentes.

Noticias relacionadas

contador