bbva tarjeta aqua cajero
BBVA

BBVA irrumpe en la nueva modalidad de pago 'buy now, pay later' (BNPL, siglas en inglés de 'compra ahora, paga después') ofreciendo a sus clientes la posibilidad de fraccionar el pago hasta tres meses, sin intereses ni comisiones de aplazamiento. La entidad ha lanzado en España una nueva tarjeta dentro de su gama Aqua, cuyas tarjetas de crédito ahora pasan a denominarse Aqua Más.

  • 4,858€
  • 0,70%

Según detalla BBVA a través de un comunicado, estas nuevas tarjetas, que se caracterizan por ofrecer un CVV dinámico para cada compra y no llevar impreso el número, ahora ofrecen la ventaja de fraccionar cualquier compra o el recibo mensual completo de la tarjeta a tres meses (engloba todas las compras o retiradas de efectivo a crédito realizadas por el cliente el mes anterior).

Estos atributos de la nueva tarjeta Aqua Más estarán disponibles tanto para los clientes que la contraten como para los clientes que ya tengan la tarjeta Aqua.

La nueva tarjeta Aqua Más presenta también otras ventajas. Por ejemplo, si la compra no llega, llega con algún desperfecto o simplemente el cliente quiere cambiarla, el banco ayuda a gestionar la reclamación con el comercio hasta 180 días después. Asimismo, contempla el reemplazo del plástico por robo/pérdida en el extranjero y el acceso a efectivo de emergencia en el plazo de pocas horas.

Adicionalmente, BBVA ha lanzado Aqua Máxima, que además ofrece la devolución del 10% del importe de las suscripciones domiciliadas más comunes (Amazon Prime, Spotify, Netflix, etc..) con un máximo de 100 euros.

También permite acceder a cajeros y realizar compras en el extranjero de forma ilimitada sin pagar ningún tipo de comisión ni por retiradas de efectivo en cajeros en el extranjero, ni por cambio de divisa (incorpora de forma gratuita el Pack Viajes Premium que devuelve íntegramente las comisiones cobradas por estos conceptos). Asimismo, permite contar con hasta tres tarjetas Aqua virtuales prepago gratis, muy valoradas por los clientes para algunas compras online.

"Ayudar a los clientes a gestionar su salud financiera es una prioridad para todo el grupo BBVA. La deuda no es buena ni mala en sí misma, es una facilidad más que permite al cliente llevar a cabo sus proyectos siempre que encaje dentro de unos parámetros que permitan asegurar su salud financiera", asegura Roberto Pagán, director de Medios de Pago de BBVA en España.

De esta manera, los clientes de BBVA podrán financiar sus compras por el límite establecido en su tarjeta, contarán con flexibilidad para ir devolviendo parte de esta deuda y en la medida que lo hagan, podrán utilizarla para financiar más compras si así lo necesitan. De este modo, la deuda siempre permanece siempre bajo control.

El banco destaca que este nuevo concepto de compra a plazos está registrando un crecimiento importante y son cada vez más los usuarios que se decantan por este sistema para efectuar sus compras. Se calcula que, para 2025, esta modalidad de financiación estará acumulando un volumen global de transacciones de 680.000 millones de dólares.

Noticias relacionadas

contador