broker710345a

Acaba de empezar mayo. ¿Vendemos? Hay un dicho bursátil muy conocido por los inversores que reza 'sell in may and go away'. Que vendamos en mayo y permanezcamos fuera del mercado.

DAX

  • 15.669,290
  • 1,00%
  • 8.717,200
  • 1,11%
  • 4.349,220
  • -
Análisis Técnico
SIN SEÑAL
SIN SEÑAL

Es otra pauta estacional que estadísticamente hablando suele funcionar. Pero como tal hay que cogerla con pinzas. Existen otras pautas estacionales como la de que el mes de octubre es el mes de los suelos de mercado, el ‘rally de Navidad’, etcétera. Lo cierto es que, históricamente, el periodo más favorable para Wall Street estaría llegando a su fin. Los meses de frío, que comienzan en Halloween hasta el mes de mayo, suelen tener un mejor rendimiento para la renta variable. Mientras que, durante los meses de calor, los meses de verano, las rentabilidades acostumbran a ser menores.

Me viene a la cabeza también un estudio que leí hace ya un tiempo que al concluía que lo mejor, lo más rentable, era no moverse del mercado. Es decir, que si vendíamos en mayo y comprábamos en octubre al final perdíamos rentabilidad por el camino. En cierta medida estoy parciamente de acuerdo con la máxima de vender en mayo y quedarme fuera. Pero solo para ‘trading’, solo para los inversores de corto plazo. Sin embargo, aquellos que vayan a largo deben saber que lo realmente importante es coger tendencia y permanecer en ella. Sí, como lo leen, no moviendo mucho la cartera.

Tras muchos años de experiencia en el mercado si hay algo que he aprendido es que el dinero de verdad se hace cogiendo tendencia y sentándose en ella, aguantando como mejor se pueda las correcciones contra tendencia (fases de reacción) que siempre se producen. Del mismo modo que el hecho de operar mucho en el mercado tampoco es bueno. Nos llevan a tomar decisiones erróneas que al final afectan a la rentabilidad final. Pero claro, las tendencias alcistas de fondo siguen estando, desde hace más de una década, en Wall Street, el Dax y alguna que otra compañía europea, principalmente. El Ibex no es precisamente un índice alcista en tendencia que digamos.

A continuación, analizamos el gráfico de los siguientes índices:

IBEX 35

Esta semana nuestro selectivo ha marcado nuevos máximos anuales, apoyado sobre todo por Santander. Técnicamente tampoco ha variado mucho la situación desde el punto de vista de los gráficos. La siguiente zona de control la tenemos en los 9.000 puntos: además de ser un número redondo y psicológico se corresponde con el hueco bajista semanal de finales de febrero de 2020. Y si este se cierra la siguiente parada la encontramos en los aprox. 9.600 puntos: la parte alta del canal bajista de largo plazo por el que se está desplazando nuestro selectivo desde finales de 2007. O dicho con otras palabras, aunque el precio llegara a los 9.600 puntos en realidad nada cambiaría realmente en el Ibex.

ibex010521
Gráfico semanal del Ibex 35

DAX 30

El índice de la ‘locomotora europea’ sube desde los mínimos de marzo de 2020 un 85% y desde los mínimos de finales de octubre la subida es del 35%, que se dice pronto. Se trata de un índice que al igual que Wall Street cotiza en máximos de todos los tiempos, o lo que es lo mismo le tenemos en subida libre absoluta. Técnicamente no hay a día de hoy ninguna señal de debilidad que anticipe alguna fase correctiva más o menos profunda. Tenemos eso sí una impecable directriz con tres puntos de tangencia que une los mínimos crecientes de marzo y octubre de 2020 y del pasado mes de febrero. El peligro vendría de la fuerte sobrecompra semanal acumulada y tras una vertiginosa subida, como es el caso. No podemos descartar que más pronto que tarde el índice decida tomarse un respiro y ajustar proporcionalmente parte de las últimas subidas (fase de reacción), corrigiendo así la sobrecompra extrema. Pero lo cierto es que por el momento no hay ninguna señal de debilidad que anticipe un posible techo de mercado.

dax010521
Gráfico semanal del Dax 30

S&P 500

Al igual que el Dax, el principal índice del mundo se encuentra en subida libre absoluta. Y con eso en realidad ya está todo dicho. Lo que tenemos desde los mínimos de marzo de 2020 es una subida del 90%. Subida donde nos encontramos con movimientos de consolidación, movimientos laterales que sirve para ajustar las subidas previas para posteriormente romperse de nuevo al alza. De manera que tenemos fuertes subidas-consolidación, nuevas subidas y nueva fase de consolidación. Y así una y otra vez. En el más corto plazo no tendremos la más mínima señal de debilidad en la medida en que no tengamos un cierre semanal por debajo del mínimo de la vela semanal previa. Y mientras tanto, no hay de qué preocuparse. En absoluto. Como primera gran zona de soporte tenemos el rango de los 3.950-3.980 puntos y por arriba no tenemos nada. Salvo los números redondos y psicológicos que de manera puntual pueden servir de excusa para una puntual recogida de beneficios. Pero resistencias no hay en el momento actual.

spx010521
Gráfico semanal del S&P 500

Noticias relacionadas

contador