New York Stock Exchange at Christmas, NYSE, markets, Wall Street. Photo: Richard Gillin

Al rally de Navidad también se le conoce como el rally de Santa Claus, el de Diciembre o el de fin de año. Se trata de un patrón estacional que refleja que en las últimas sesiones del año las bolsas suelen ser muy alcistas.

  • 3.332,12
  • 2,22%
  • 7.263,50
  • 2,97%
  • 2.799,55
  • 0,58%
Análisis Técnico
SIN SEÑAL
SIN SEÑAL

Si habrá rally de Navidad o no es algo que, a priori, es imposible de determinar. Pero a posteriori, como siempre, ya les anticipo que todos explicarán muy bien el motivo por el que se ha producido o por el que no lo hemos tenido. De hecho, en los últimos años hemos tenido de todo y no se puede concluir ni mucho menos vayamos a tener un rally. Así, en 2016 el Ibex se revalorizó un 9% durante el mes de diciembre. En 2017 el Ibex cayó durante casi todo el mes de diciembre y comenzó a subir con fuerza durante la primera mitad de enero (+6%) para luego caer un 10% desde finales de enero hasta mediados de febrero. En 2018 el Ibex cayó con fuerza durante todo el mes de diciembre (-10%) para luego recuperar todo lo perdido durante el mes de enero (+11%).

Como se puede observar no es precisamente una pauta estacional que se cumpla de manera más o menos regular. Pero lo que sí que se puede concluir es que diciembre y enero, sobre todo este último, acostumbran a ser bastante volátiles, alternándose grandes subidas con grandes bajadas. Dicho esto, y pase lo que pase, lo que es evidente y fácil de entender es que con unas bolsas europeas que suben un 24% en el año la probabilidad de que se produzca un rally de las bolsas siempre será más limitado. No es lo mismo encarar la recta final del año con caídas o plano, que con las importantes subidas (mucho menores en el caso del Ibex) que llevamos este año. Si luego llega o no el rally en mi opinión es lo de menos. El año ya está más que hecho y en líneas generales este ha sido bastante positivo a pesar de todas las incertidumbres vividas: la guerra comercial, la recesión alemana, el Brexit, la desaceleración económica europea o el miedo a la recesión en Estados Unidos, entre otras).

A continuación, analizamos desde el punto de vista de los gráficos los siguientes índices:

IBEX 35

Este jueves el precio saltaba con claridad por encima de la resistencia de los 9.400 puntos, confirmándonos como ya advertíamos un doble suelo con proyección en los 9.700 puntos. Y este viernes desayunábamos con la aplastante victoria de Boris Johnson en las elecciones de Reino Unido, junto con un principio de acuerdo comercial entre China y Estados Unidos. Así, nuestro selectivo, junto con sus vecinos europeos, amanecía dejando un hueco alcista cercano al 1,5% nada más abrir sus puertas. Lo que de alguna manera nos acerca a la zona de resistencia de los 9.700 puntos. Con extensión, incluso, hacia la zona de los aprox. 9.750 puntos: la parte superior del canal lateral-alcista en el que parece estar encajado el Ibex desde principios de año. Luego, parece que ya estamos en el rally de Navidad. Pero no queramos exigirle mucho más al mercado porque el año, aunque el Ibex se ha quedado muy atrás con respecto al conjunto de las plazas europeas, ha sido redondo.

Lo último acerca de la guerra comercial es la confirmación por parte de China de que ha alcanzado un acuerdo comercial con EEUU. Según los funcionarios chinos, el siguiente paso es que ambas partes tomen las medidas legales pertinentes y establezcan un tiempo para firmar el acuerdo. Las autoridades chinas también han señalado que los aranceles se reducirían en fases.

ibex2131219
Gráfico diario del Ibex desde noviembre de 2018

EURO STOXX 50

Las correcciones de las últimas dos semanas encajan a día de hoy absolutamente dentro de los parámetros normales. De hecho, no hace mucho advertíamos de las importantes señales de rupturas de resistencias en términos de medio y de largo plazo, tanto en este índice como en muchos otros del Viejo Continente. De manera que tras conseguir cerrar el precio por encima de la directriz bajista que unía los sucesivos máximos decrecientes desde 2015, es probable que ahora simplemente estamos asistiendo un simple descanso (fase de reacción) que de alguna manera drene/ajuste proporcionalmente las importantes subidas previas. Es más, las últimas cesiones encajan a la perfección dentro del típico movimiento en 'throw back' a la antigua directriz bajista, antes resistencia y ahora soporte. Así, la zona de soporte la encontramos en este momento en los aprox. 3.580-3.590 puntos. Y por debajo tenemos la recta soporte que une los mínimos crecientes de diciembre de 2018 y de agosto y que pasa en este momento por los aproximadamente 3.430 puntos.

De todas formas, lo realmente importante es que a mediados de octubre se superaron resistencias muy importantes en términos de medio y de largo plazo. Lo que quiere que independientemente de las correcciones que en ocasiones se produzcan cabe esperar fuertes subidas para el conjunto de los índices del Viejo Continente en términos de medio y de largo plazo.

sx5e131219
Gráfico semanal Euro Stoxx (SX5E) desde 2015

S&P 500

Correcciones puntuales aparte (fases de reacción), lo cierto es que no tenemos la más mínima señal de debilidad en el que es el principal índice del mundo, el S&P 500. La tendencia no puede ser más alcista en todos los plazos, sobre en el medio y en el largo. Y prueba de ello son los impecables mínimos y máximos crecientes que se encuentra dibujando el precio desde hace un año. Por no hablar, incluso, de la MM200 semanal, mucho más fiable que la media móvil simple diaria. Dicho esto, cabe estar preparados para cualquier tipo de corrección de corto plazo, pues apenas se han drenado/ajustado proporcionalmente las importantes subidas desde los mínimos de diciembre de hace casi un año (+33%). Es más, una caída hacia la zona de los 3.025 puntos sería un simple apoyo (throw back) a la cresta del último tramo alcista (los máximos de julio), y una caída hacia los máximos de 2018, en los 2.940 puntos, encajaría a las mil maravillas dentro de lo que sería una prueba del nuevo nivel de soporte, antes resistencia, de los máximos históricos previos. Mucho tendría que corregir este índice para de alguna manera deteriorar mínimamente la que es la tendencia alcista de medio y largo plazo.

spx141219
Gráfico semanal del S&P 500 desde finales de 2010

Noticias relacionadas

contador