ep archivo   imagen de melia hotels international
Meliá Hotels International.MELIÁ HOTELS INTERNATIONAL - Archivo
7,320€
  • -0,120€
  • -1,61%

El acuerdo entre Meliá y Santander parece haber gustado a los mercados. La cadena hotelera se ha disparado este martes, cerrando con un alza del 10,95% hasta los 6,79 euros después de que se conociera que el banco cántabro, a través de su instrumento Moon GC&P Investments, compró por 300 millones el 38,2% de tres hoteles de la cotizada española: Me London (Londres), Gran Meliá Palacio de Isora (Tenerife) y Meliá Cala Galdana (Menorca), que seguirán siendo operados por sociedades del Grupo Meliá.

Los expertos de Bankinter hablan de "buenas noticias" para la compañía de los Escarrer, para cuyas acciones reiteran su consejo de 'compra' a un precio objetivo de 6,99 euros; esta valoración refleja un potencial alcista del 14% desde los últimos precios de cierre.

Según los analistas del banco naranja, este acuerdo debería permitir que Meliá continúe con su proceso de desapalancamiento. "Concretamente, estos 300 millones permitirán reducir la deuda financiera neta de la compañía por debajo de los 1.000 millones o 4 veces la ratio deuda/Ebitda incluyendo arrendamientos", destacan.

De su lado, los estrategas de Renta 4 Banco subrayan que este acuerdo "se encuentra dentro de la política de rotación de activos de Meliá" y valoran "favorablemente" que la cadena "ceda una participación minoritaria en estos hoteles en un entorno como el actual en el que se refleja adecuadamente la valoración de los hoteles". "Vemos favorable también que Meliá reduzca su endeudamiento. Calculamos que esta operación reduzca el múltiplo deuda neta (ex alquileres)/Ebitda en 2024 hasta 1,7 veces y hasta 4,6 veces incluyendo alquileres, unos múltiplos próximos a los de 2019 (1,2 veces y 4,2 veces), que creemos que son más adecuados", agregan.

"Recordamos que Meliá se encuentra negociando otras operaciones para dar entrada a nuevos inversores en varios hoteles, en México y la República Dominicana. Está previsto que estas operaciones reporten una entrada de casi 100 millones de euros adicionales antes de final de 2024 que, igualmente, sirvan para fortalecer la posición financiera del grupo", apuntan estos analistas. Renta 4 tiene una recomendación de 'sobreponderar' sobre las acciones de Meliá, a las cuales otorgan un precio objetivo de 7,5 euros y, por tanto, un potencial alcista de más del 20%.

Por su parte, Deutsche Bank opta por mostrarse más cauto, aunque creen que el acuerdo será positivo para la hotelera española. "Teniendo en cuenta que Me London todavía tiene deuda, el efectivo neto pagado por Santander a Meliá en abril, al cierre de la operación, debería ser de unos 235 millones de euros, que se utilizarán para reducir el apalancamiento financiero del grupo Meliá, que se espera sea de unos 1.200 millones de euros (3,5 veces deuda neta/Ebitda) al final del ejercicio fiscal 2023", apuntan.

El banco germano mantiene su recomendación de 'neutral' sobre la compañía y un precio objetivo de 6,1 euros, valoración que se sitúa ligeramente por debajo de los precios de cierre de este lunes.

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operación se articulará mediante la creación de nuevas participaciones sociales tipo B de carácter preferente en el seno de la filial. Esta operación se enmarca en los objetivos estratégicos de Meliá, con los que la compañía pretende "mantener la fortaleza de su balance consolidado". La cadena hotelera ha destacado que los tres establecimientos son "singulares y de reconocido prestigio", y que además se encuentran en "ubicaciones extraordinarias y con un estado de conservación y puesta en valor óptimo".

En las últimas semanas, el CEO de Meliá, Gabriel Escarrer, señaló que buscaba alianzas con inversores para abrir al menos 20 hoteles en 2024, al tiempo que ponía la prioridad de la compañía en fortalecer el balance mediante la reducción de deuda. El consejero delegado de la hotelera también explicó que los mercados prioritarios a medio plazo para la compañía están en Albania, Caribe y el sudeste asiático y puso la lupa en Arabia Saudí y Dubái como otros mercados en los que la compañía está interesada. Los analistas valoraron positivamente esta declaración de intenciones.

Meliá presentará sus resultados del cuarto trimestre y del conjunto de 2023 en las próximas semanas. En noviembre, la hotelera informó de un beneficio de 95,9 millones entre enero y septiembre, un 82,2% más que lo conseguido en el mismo período comparable anterior. Entonces, la compañía subrayó la "tendencia positiva" del turismo y la "fortaleza" de sus destinos vacacionales en España y las principales ciudades europeas y esperaba una positiva evolución en los últimos tres meses del año "al haberse alargado la temporada".

Noticias relacionadas

contador