La OPEP extenderá los recortes nueve meses más, pero el petróleo ya lo tiene descontado

Los expertos no esperan que el crudo suba mucho más después de marcar recientemente máximos de dos años

  • Desde el recorte de producción anunciado en noviembre del año pasado, el crudo ha subido un 20%
  • Tampoco se prevé que el crudo caiga en exceso desde los niveles actuales porque, entre otros factores, la OPV de Aramco pesa mucho
| |
Nieves Amigo
Bolsamania | 17 nov, 2017 06:00
opec meeting

"Cualquier decisión por debajo de una extensión en nueve meses de los recortes de producción en la reunión (de la OPEP) del 30 de noviembre podría precipitar fuertes ventas" en el petróleo. Esta es la principal apuesta de cara al encuentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de finales de mes -una extensión de los recortes actuales de 1,8 millones de barriles diarios a lo largo de todo el próximo año- y esa es la predicción de los expertos de Citi: decepción y caídas en el crudo si no se cumple.

Pero todo apunta a que se cumplirá. El ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos, Suhail al-Mazroui, dijo esta semana que la OPEP "continuará haciendo lo que sea necesario para reequilibrar el mercado", aunque el cártel no se ha manifestado sobre los detalles de una posible extensión. El hecho de que la Agencia Internacional de la Energía (IEA) haya recortado su predicción de crecimiento de la demanda en 100.000 barriles al día para lo que queda de 2017 y para 2018 (enfrentándose a las predicciones de la propia OPEP, que estima un fuerte aumento de la demanda de petróleo) invita a pensar que esa extensión de los recortes es aún más probable.

Hace un año, el 30 de noviembre de 2016, la OPEP decidió recortar la producción por primera vez desde 2008. El cártel acordó entonces reducirla en 1,2 millones de barriles diarios, y ese recorte se extendió hasta 1,8 millones de barriles tras el acuerdo con los grandes productores 'no-OPEP' (liderados por Rusia), que asumieron los 600.000 barriles restantes. El acuerdo tenía una duración inicial de seis meses -hasta junio de 2017-, pero ésta se prorrogó en nueve meses más -hasta marzo de 2018- tras el pacto alcanzado en la reunión de la OPEP de finales de mayo. Ahora, también se apuesta por que el acuerdo vuelta a extenderse en el tiempo, mientras que el montante de los recortes se mantendría invariable.

UNA EXTENSIÓN QUE YA ESTÁ EN PRECIO

La cuestión es predecir el impacto que esa previsible extensión en los recortes de producción pueda tener en el precio del petróleo. "Notamos que muchas noticias positivas (relacionadas con el petróleo) como ésta (la extensión de los recortes) parecen ya estar recogidas en precio", señala Grahan Bishop, director de inversiones de Heartwood Investement Management. El crudo ha subido un 20% desde finales de noviembre del año pasado mientras que, desde los mínimos de junio (justo después de tomarse la decisión de extender los recortes en nueve meses más), el crudo Brent se ha revalorizado un 40%.

El crudo ha subido un 20% desde finales de noviembre del año pasado mientras que, desde los mínimos de junio (justo después de tomarse la decisión de extender los recortes en nueve meses más), el crudo Brent se ha revalorizado un 40%

En lo que llevamos de 2017, el barril Brent ha marcado un máximo en los 64,65 dólares, que son también máximos desde junio de 2015. Tras estas fuertes revalorizaciones, los expertos moderan sus previsiones sobre el precio del crudo, que se mantendría y no subiría mucho más con la esperada decisión de la OPEP. "Precios más altos del crudo son un riesgo para el impulso del crecimiento y la inflación benigna. Planteamos un escenario en el que el precio medio se sitúe en 65 dólares por barril en el cuarto trimestre de 2017, diez dólares por encima de nuestro planteamiento base", señalan los expertos de Oxford Economics. "Nuestro escenario base es que los precios del crudo retroceden después del reciente aumento. El Brent alcanzó los 64 dólares el 6 de noviembre, más de un 40% por encima del mínimo de 45 dólares a mediados de junio, reflejando la mejora de la demanda global, las políticas de la OPEP y problemas de producción en algunos países, como Venezuela. Ahora pronosticamos que el Brent caerá a 55 dólares por barril en 2018 a medida que aumente la producción y los inventarios se mantengan elevados", vaticinan.

El último tirón al alza de los precios del crudo ha venido de la mano de una operación 'anticorrupción' en Arabia Saudí (que se saldó con la detención de once príncipes, cuatro ministros y decenas de ex ministros) que algunos expertos han interpretado como una 'jugada' del príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, para eliminar contrincantes y asegurarse su posición. Bin Salmán respalda los recortes de producción de la OPEP y el precio del crudo repuntó al alza ante esta operación. "Los precios del petróleo Brent subieron a 65 dólares por barril en parte impulsados ​​por la inesperada investigación sobre corrupción en Arabia Saudí. La consolidación de poder saudita se suma a los eventos geopolíticos en curso, como las persistentes tensiones kurdas y el aumento de las amenazas de milicianos nigerianos", explican los expertos de Julius Baer. Para estos analistas, los fundamentales del petróleo no son tan favorables como para justificar los precios actuales. "Los suministros se han reducido, sobre todo debido al sólido crecimiento y la fuerte demanda, pero siguen siendo amplios desde el punto de vista histórico", señalan estos analistas.

Desde Julius Baer hacen hincapié en el que ha sido uno de los temas recurrentes al hablar del crudo durante este año, la guerra entre la OPEP, con sus esfuerzos para elevar el precio del crudo, y los productores de crudo de esquisto americanos, contrarrestando esos esfuerzos con su aumento constante de producción. "Los precios de hoy son una bendición para el negocio de esquisto", advierten estos expertos, explicando que un crudo por encima de 55 dólares alienta el incremento de producción por parte de los productores americanos. Con todo, insisten en su visión cauta. "Nos atenemos a nuestra visión cautelosa y vemos más un precio bajista que alcista", precisan estos analistas, aunque, basándose "en el ánimo optimista generalizado y en la fuerte demanda", elevan su precio objetivo para el crudo a 55 dólares el barril y 50 dólares el barril para los próximos 3 y 12 meses, desde los 47,5 dólares el barril.

NO SUBESTIMAR EL PODER DE ARAMCO

"Arabia Saudí hará cualquier cosa por mantener el precio del petróleo para elevar la valoración de la OPV de Aramco". Así de tajante de muestra Ole Hansen, director de estrategia en materias primas de Saxo Bank, que pone el foco en este otro elemento 'extra' que, en su opinión, tiene mucho que ver en las alzas que se están viendo y pueden seguir viéndose en el crudo en un futuro próximo.

Hansen insiste en la idea de que Arabia Saudí tiene "la necesidad de elevar, lo máximo posible, la valoración de la OPV de Aramco", que se estrena en bolsa el próximo año. A finales del pasado mes, sin embargo, el director ejecutivo de la petrolera saudí, Amin Nasser, negó que la compañía esté esperando movimientos en el mercado del crudo para su estreno en bolsa, desvinculando la operación de lo que pueda hacer la cotización del crudo. "Desde el principio, la salida nunca estuvo conectada con la situación del mercado o su evolución", aseguró el director ejecutivo de la petrolera más grande del mundo.

La salida a bolsa de Aramco será el mayor estreno en el parqué de la historia a pesar de que sólo se busca colocar un 5% del capital de la compañía, un porcentaje que aún es orientativo.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Cyprus Securities ... 2.2 300 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil
Cyprus Securities ... 500 Ver perfil