Tuit Traders | Risk disclaimer

@Ruralbroker
Bolsamania | 24 oct, 2018 06:00
tuit traders
Tuit Traders.Alberto Sánchez

Una vez asistí a unos cursos de conducción segura y seguridad vial. Aparte de conducir sobre hielo, agua y gravilla, frenando, girando y demás maniobras, se nos dieron unas charlas bastante interesantes sobre la percepción del riesgo. El experto ponente nos dejó muy claro que había tres grandes factores que hacían que el conductor perdiera por completo la percepción del riesgo que implica la carretera: El alcohol, el sueño y la sensación de verte ya en el destino sin haber llegado todavía. Por cierto, las tres también lo son en el trading.

Para mí,el factor más importante en esta actividad, que hace que desaparezca o disminuya peligrosamente la sensación del riesgo que está asumiendo al hacer trading, es que usted realice la actividad en su hogar. Nada malo puede pasarnos en la intimidad de nuestro fortín, nuestro perro labrador a los pies, con esas zapatillas calentitas y las risas de nuestros niños al fondo. Si en una ventana emergente pudiésemos ver las caras de los tipos y las tipas que están al otro lado de la contrapartida a su orden, nos castañearían los dientes.

Cuando abrimos cuenta real firmamos una declaración de riesgo, en los mails que nos envían aparece también dicha declaración, en los artículos de su medio económico favorito, en los vídeos de Youtube en el que nos cuentan el "amazing 5 minute chart profitable strategy"... En todos sitios está ese risk disclaimer. Lo malo es que son letras muy pequeñitas, al fondo de la web, en lo más profundo del mail, al final del contrato.

Yo les voy a hacer una que quizás entiendan mejor para que se la guarden y no tengan que ampliar para verla:

Su Capital está en riesgo. Usted se dispone a :

Empezar una partida de ajedrez contra Kasparov a 10.000 euros el peón. Un partido con sus cuñaos contra el Bayern a 10.000 euros el gol. Una partida de billar contra esos tíos que tienen allí su propio taco a 10.000 la carambola. Estar en la parrilla de Mónaco con la 'L' en el alerón trasero. Jugarse la pasta contra Phelps nadando con manguitos y tapándose la nariz al tirarse al agua. Intentar hacerse con el mercado de la meta azul en Alburquerque. Besar a la novia del capitán del equipo de football en el baile de graduación siendo usted el presidente del club de insectos. Tomar la trinchera enemiga cuando es el primero en salir de la tuya, y además, es el que lleva la bandera.

Meter 40.000 en un bróker sin tener ni puta idea y sin haber simulado hasta que necesite gafas.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión