España, ese país donde reina la "NO" Educación Financiera

Estamos a la cola de Europa en conocimientos básicos sobre el correcto uso del dinero

@aneiroschan
Bolsamania | 22 ago, 2019 09:10
educacion financiera

Vivimos en uno de los países que puede presumir de tener amplia diversidad cultural en su territorio, con una excelente y variada gastronomía reconocida a nivel mundial. También reconocidos por la gran riqueza de flora y fauna que aportan nuestras playas, ríos y montañas a lo largo de todo el territorio español, mientras uno se enriquece con la gran cultura que aportan las distintas lenguas habladas en nuestro país.

Sin embargo, en lo que se refiere al tema 'educación' algo no concuerda sin comparamos la realidad con las repetidas frases de los partidos políticos sacando pecho sobre la gran calidad educativa de nuestro país. Y aunque debemos separar aquí el 'grano de la paja', sí que existen al menos iniciativas (eficientes o no es otro asunto) sobre diversas educaciones 'extra' que se añaden cada cierto tiempo y de forma efímera, como complementos al actual sistema educativo español.

Me estoy refiriendo, cómo no, a las pinceladas educativas que de vez en cuando saca el Gobierno en temas sobre 'Educación vial', 'Educación de hábitos alimentarios', 'Educación sobre los peligros del tabaco y alcohol', 'Educación civil'... Todo este tipo de educación que complementa y ayuda a ampliar, lógicamente, la visión que los escolares tienen sobre el mundo que les rodea a través de un conocimiento que podrán aplicar y usar para su beneficio.

Es curioso que en España apenas existan iniciativas desde el Gobierno sobre un sólido plan para aplicar e introducir como asignatura obligatoria en todos los colegios la 'Educación Financiera'. Una educación que enseñe desde pequeños al conocimiento y correcto uso del dinero. El mismo dinero que desde niños, pasando por la etapa adulta y hasta el final de nuestros días, usamos y usaremos diariamente y que nadie en la escuela te explicó su buen uso.

En España no hay iniciativas sobre un sólido plan para aplicar e introducir como asignatura obligatoria en todos los colegios la 'Educación Financiera'

Quizás sea casualidad que esta falta de educación financiera en España sea uno de los motivos por los cuales nuestro país se encuentre a la cola de Europa en conocimientos básicos sobre el correcto uso del dinero. O quizás también sea casualidad que la mayor parte de los problemas y preocupaciones de los españoles sea el dinero. Algo que, curiosamente, no es tal problema en esos países que tanto gusta citar para compararnos con ellos, los nórdicos, a los que aluden ciertos políticos cuando les interesa. Es curioso, además, que no se destaque que dichos países están a la cabeza en formación financiera de sus ciudadanos, siendo más eficientes en el uso y manejo del dinero.

Pero la pregunta es: ¿por qué no se imparte Educación Financiera?

Es algo evidente. Lógicamente, cuando la evidencia nos dice que aquellos países con mayor educación financiera tienen más riqueza y, por tanto, más libertad de sus ciudadanos, el problema llega cuando miramos a España y vemos todo el sistema de organización político montado en su mayoría por mentes que aman, desean y llevan en sangre vivir de lo público, cobrar de lo público y "defender lo público" a costa de todo, incluso de la educación...

Si se aplicara una buena educación financiera en los colegios de España, quizás molestara a mucha gente que la sociedad empezara a despertar de su letargo de décadas sobre las múltiples alternativas que existen a un plan de pensiones público (que no favorece al Gobierno), o bien las múltiples vías alternativas de ingreso que existen 'paralelas' al salario, que casualmente tienen menores impuestos, sin límites de ingresos y menor esfuerzo. Así como no depender de un sistema bancario que, aunque se denomina privado, claramente es amigo del Gobierno.

Por estos y muchos otros motivos es difícil que veamos por parte del sistema político, en gran parte obsoleto, un interés real y eficiente por cambiar dicha situación. Recordemos nuevamente que aquellos que exclusivamente viven de la política, sin que jamás experimenten la sensación de ser autosuficientes a nivel de ingresos, siempre estarán en contra de toda educación, en este caso financiera, que despierte las mentes de esos miles de ciudadanos que necesitan 'adiestrados' para estudiar, buscar un trabajo por cuenta ajena por el que les paguen un justo salario del que poder exprimir al máximo impuestos (IRPF), para posteriormente sacar otro impuesto en el uso que se da a ese salario (IVA) y donde el poco ahorro que pueda quedar deba ir al tan habitual, seguro y "lógico" plan de pensiones público, no sea que quede algún euro fuera de las arcas públicas de manera directa o indirecta. Y que se ponga en duda la viabilidad del actual sistema nada eficiente para las mayorías, pero muy rentable y eficiente para unos pocos, mientras la sociedad siga estando en la ignorancia financiera.

Qué queréis que os diga, nunca se gobierna por el bien común, sino por el bien de quienes gobiernan. Y, en este caso, algunos locos optamos por empezar a poner nuestro granito de arena aportando educación financiera por y para los ciudadanos, como es mi caso con el libro 'Educación Financiera para Padres e Hijos', Ed.Plataforma (4º Edición).

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión