Afrontar los sesgos de la psicología del trading: lo más cercano nos transtorna

Uno de los problemas es no procesar la información que está transmitiendo el mercado

@Fca_Serrano
Bolsamania | 25 oct, 2019 17:39
trading260

Uno de los grandes problemas que experimentan los traders se relaciona con no procesar la información que sobre el riesgo nos está transmitiendo el mercado, ver el equilibrio entre la zona oscura en la que nos adentramos y el premio que recibiremos si el trade llega a objetivo.

Cuando eres conocedor de los problemas que genera nuestra mente ante los impulsos que nacen en nuestro subconsciente con el trading y la operativa, es cuando los traders son capaces de ser rentables y llevar a buen término sus operaciones, sin morir en el intento.

El profesor Brett Steenbarger, mi mentor en psicología de inversión, tiene una frase que me gusta mucho: "Una idea clave en la psicología es que uno es menos propenso a ser presa de los sesgos de procesamiento de la información si es plenamente consciente de esos sesgos".

Es curioso que si lo último que te ha pasado es bueno en tus operativas estés optimista, y proactivo a tradear. Con el humor bueno y muy positivo con conseguir tú objetivo. Esto en psicología es el Sesgo de lo más reciente, porque lo último ocurrido nos afecta de un modo más fuerte que algo que ocurrió en el pasado, y que nuestro cerebro mantiene más alejado.

Probablemente la propia supervivencia de nuestra especie en otra época requiriera este tipo de comportamiento.

Si se hace un estudio en un grupo de gente y se divide al 50%, aquellos cuya última experiencia fuese positiva estarán más motivados y los que hayan tenido la negativa estarán más abatidos. El hecho cercano nos afecta mucho más que el lejano.

Medirán la información que tienen en un modo subjetivo valorando en exceso el acontecimiento más reciente para llegar a su conclusión.

Es curioso que cuanto más formo a traders para batir a los mercados financieros, más me percato del estrés que les produce este sesgo en concreto. Cuando todos los trades deberían ser tratados por igual vengan de donde vengan.

Sienten una necesidad de correr detrás del precio, como si estuviesen perdiendo un autobús que parte, o bien el último tren. Cuando el mercado diariamente da multitud de oportunidades para montarse en un transporte diferente con multitud de direcciones diversas.

Muchos se percatan nada más entrar en un sentido que son los últimos en subirse al vagón, y que el tren está cambiando de dirección, pero en ocasiones se niegan a admitirlo y con tozudez mantienen posiciones perdedoras que acaban quebrando sus cuentas.

La solución a este gran problema comienza concienciándose de que la última operativa no es ni más ni menos que una más que suma o resta un computo global, donde el gran secreto es no saltarse las reglas de tu riesgo por cuenta, manteniendo tu patrimonio intacto para poder volver a subirte a otro vagón otro día en que el mercado te muestre sus cartas con mayor claridad.

Para mí el gran secreto es tener un método con esperanza positiva que goce de una gran gestión del riesgo. Incluso con una esperanza baja y una gestión del riesgo muy avanzada el mercado es generoso, te hará disfrutar de una rentabilidad con la que sueña un CEO de una gran empresa, y desde la comodidad de tu casa con los horarios que tú establezcas.

Por ello, batir los sesgos psicológicos que comportan la operativa bursátil debe ser la asignatura más ardua e imperativa del trader, primero para localizar el suyo y luego, para asumir que está dándole la solución idónea.

Entra en www.tradingybolsaparatorpes.com y haz el curso gratis de trading.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión