sony-triple-quasiment-son-benefice-d-exploitation-au-1er-trimestre
116,60$
  • 1,55$
  • 1,35%

Sony quiere hacerse con el trono tecnológico del 2021 y ha puesto toda la carne en el asador con la Playstation 5. La tecnológica japonesa pretende que el buque insignia de su marca consiga desbancar a todos aquellos productos que se han revalorizado desde que hace siete años lanzase la última actualización de su consola (PS4). Para ello, se ha puesto el mono de trabajo y ya ha ganado la primera batalla, adelantándose a Apple, que ha aplazado la presentación del nuevo iPhone 12.

Con la PS5, la compañía iniciará una nueva generación de videoconsolas. Los expertos esperan una buena acogida por parte del mercado, provocando que sus acciones lleguen a dispararse hasta un 20% más de su actual valor en bolsa, como ya apuntó la CNBC hace más de un mes. Este viernes, las acciones de la compañía cerraron en los 79 dólares.

Los analistas se han mostrado muy optimistas con la puesta en el escaparate de la nueva Play. A su juicio, la compañía podría aumentar su beneficio por acción (BPA) hasta los 90,35 dólares (75,96 euros), lo que se traduce en una subida del 9,5%, gracias al impulso de la división de juegos. Aunque esta tendencia alcista se lleva produciendo a lo largo del año, ya que sus títulos han registrado sus niveles más altos desde 2001 (año en el que se puso a la venta la Play2).

El pasado miércoles, Sony acabó con la incertidumbre que rodeaba a su nueva joya de la corona con su presentación, justo un día después del 'Apple Event'. A partir del 12 de noviembre podrá comprarse en Estados Unidos, Japón, Canadá, México, Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur, mientras que el resto del mundo deberá esperar una semana, hasta el día 19 de ese mismo mes. Su precio de salida rondará los 499,99€, inferior que el que parece que tendrá el nuevo iPhone 12.

Y el iPhone 12. ¿Dónde está?

Esa es la pregunta que más se repitió durante el evento en el que los de Tim Cook se centraron en la exposición de la nueva gama de iWatch y iPad. El director ejecutivo de Apple se encargó de poner fin a las especulaciones confirmando lo que nadie se esperaba. "Hoy nos centraremos en el iWatch y el iPad", dijo nada más iniciar el Apple Evento.

El lanzamiento del producto más icónico de la empresa de la manzana mordida se espera como agua de mayo, ya que se considera el más importante desde que se pusiera en el mercado el iPhone 6. Los analistas supeditan las ganancias y el futuro de las acciones de Apple al "superciclo" que puede tener este móvil, es decir, a la acumulación de variables que podrían empujar a una venta masiva del terminal en un periodo de tiempo muy corto.

Con el dúo iPhone 6 y iPhone 6 Plus, que se pusieron a la venta en el 2014, Apple experimentó su primera y única experiencia de este tipo. A pesar de que muchos expertos coinciden en que con el iPhone 12 sucederá algo similar, principalmente por la incorporación del 5G, existen motivos para no pensar así.

El público no parece estar altamente ilusionado con la inclusión del 5G, como si que ocurrió con el paso de 3G al 4G. Además, la salida de China Mobile como uno de sus distribuidoras para espolear las ventas de este teléfono en el país asiático parece que jugarán en contra de los intereses de Cupertino.

Noticias relacionadas

contador