ep archivo   el presidente de sacyr manuel manrique 20211104102005
El presidente de Sacyr, Manuel ManriqueSACYR - Archivo
2,394€
  • 0,028€
  • 1,18%

El consorcio SIS, formado por Sacyr (con un 49%) y Fininc (con un 51%), ha emitido 518 millones de euros en bonos para financiar la concesión de la autopista italiana A3, que une Nápoles con Pompeya y Salerno, según el comunicado enviado por la compañía española.

Esta colocación de deuda vence en 2045 y cuenta con un rating 'BBB' otorgado por la agencia de calificación Fitch. Los bancos JP Morgan y Santander han sido los coordinadores de la operación.

A este bono de 518 millones hay que sumar la deuda bancaria de 90 millones suscrita con el Banco BPM, que también ayudará a financiar la concesión de la autopista, cuyo periodo de vigencia es de 25 años y tiene una cartera prevista de 2.700 millones de euros. El proyecto es de riesgo de demanda limitado, gracias a un mecanismo que compensa la vía tarifaria las variaciones de ingresos por tráfico.

El proyecto incluye los trabajos de modernización y mejora de la seguridad de la carretera en varios sectores, así como la operación y mantenimiento de la vía, por 390 millones de euros.

La autopista, a lo largo de sus 52 kilómetros, tiene una intensidad media diaria (IMD) cercana a los 90.000 vehículos y un total anual de 1,69 millones de vehículos por kilómetro acumulados. Ésta es una de las principales vías en el sur de Nápoles, ya que conecta la costa del Vesubio con los puertos de Nápoles y Salerno y con el resto de las autopistas de la región.

CRECIMIENTO EN ITALIA

Italia es un mercado prioritario para Sacyr dentro de su Plan Estratégico 2021-2025, éste es el segundo proyecto concesional de SIS en Italia donde ya tiene una cartera de ingresos en activos concesionales superior a los 17.000 millones de euros.

Dentro de las concesiones en el país, destaca la autopista Pedemontana-Veneta, situada en el noreste del país, de 162 kilómetros de longitud y una inversión en construcción cercana a los 2.600 millones de euros, que entrará en funcionamiento en su totalidad este año.

Además, el consorcio SIS se ha adjudicado los tramos de autopistas ya en explotación A21 Turín-Alessandria-Piacenza y A5 Turín-Ivrea-Quincinetto, así como la autopista de enlace A4/A5 Ivrea-Santhià y el Sistema de Autopistas de Circunvalación de Turín (Satt) y el tramo Turín – Pinerolo, que suman 320 km.

Estas concesiones generarán una cartera de ingresos de 2.900 millones y precisarán de una inversión en mejoras de 800 millones de euros.

Noticias relacionadas

contador