c27e4b75-rolls-royce-ghost-zenith-collection-26-700x467

La firma de ingeniería aeroespacial Rolls-Royce ha informado de que en 2019 registró pérdidas de 891 millones de libras, pese a las ganancias obtenidas de las entregas récord de motores récord, debido a los costes a los que ha tenido que hacer frente para intentar resolver los problemas de durabilidad con su motor Trent 1000.

  • 3,21£
  • -19,85%

Rolls-Royce Holdings tuvo que cancelar un cargo excepcional de 1.400 millones de libras en sus resultados del pasado ejercicio, lo que compensó el hecho de que el beneficio operativo subyacente subió un 25%, hasta los 810 millones de libras.

El presidente ejecutivo de Rolls-Royce Holdings, Warren East, ha afirmado que la empresa sigue en el objetivo de reducir los aviones en tierra a un solo dígito para finales del segundo trimestre de 2020, y que está enfocada en la sostenibilidad.

"Continuamos invirtiendo significativamente en I+D y tomamos medidas importantes para convertirnos en líderes en tecnologías bajas en carbono". "Aumentamos nuestras capacidades eléctricas con las adquisiciones del negocio de aviones electrónicos de Siemens y una participación mayoritaria en Qinous, así como el desarrollo de nuevas soluciones eléctricas híbridas internas", ha agregado.

"Las entregas récord de motores ayudaron a superar los problemas actuales con su modelo Trent 1000 y el posible impacto en su base de clientes por el coronavirus", señalan los analistas de AJ Bell. Añaden que, "a diferencia de las aerolíneas, que operan en un período de tiempo muy corto basado en la demanda de vuelos, los pedidos de nuevos aviones son una propuesta mucho más a largo plazo. Y, como señala Rolls-Royce, la dinámica de crecimiento a largo plazo en este mercado permanece intacta por ahora".

contador